11 de octubre: Situación de las mujeres en Bolivia desde la mirada de la Coordinadora de la Mujer

11 de octubre: Situación de las mujeres en Bolivia desde la mirada de la Coordinadora de la Mujer

Para la Coordinadora de la Mujer, el 11 de octubre, aniversario del nacimiento de Adela Zamudio, precursora del feminisimo en Bolivia, es una fecha oportuna para reflexionar sobre cuánto han avanzado las mujeres en el reconocimiento y ejercicio de sus derechos y  para recordar los compromisos adquiridos por el Estado y las tareas pendientes en cuanto a transformaciones estructurales que la sociedad boliviana requiere para avanzar hacia la igualdad y la despatriarcalización.

Con datos de su Observatorio de Género, la Coordinadora de la Mujer realiza una mirada instrospectiva de aquellos ámbitos que marcan la vida cotidiana de alrededor de cinco millones de mujeres, la mital de la población boliviana.

En un nota de prensa, señala que mientras ganamos en términos de participación política, las mujeres enfrentamos aún múltiples desafíos en nuestra lucha por la autonomía económica y por el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo. Asimismo, vivimos acechadas por la amenaza constante de la violencia machista, principalmente proveniente de nuestro entorno cercano. Debemos enfrentar como principal obstáculo la persistencia de un sistema patriarcal, en el que se legitima nuestra subordinación en diversos ámbitos, por lo que el horizonte de la transformación cultural y simbólica de estos espacios es un desafío clave todavía por abordar.

En este contexto, desde 2013 hasta marzo de este año, 333 mujeres perdieron la vida en manos de sus parejas. Según datos del Ministerio Público, cada tres días ocurre un feminicidio en Bolivia, la forma más extrema de vulneración de los derechos humanos.

La realidad de estas dramáticas cifras contrasta con otra más auspiciosa, el de la participación política de las mujeres en espacios de decisión.

Actualmente, 5 de cada 10 representantes de la Asamblea Legislativa Plurinacional son mujeres, un escenario clave en materia de paridad de género; sin embargo, ello plantea todavía muchos desafíos en términos del ejercicio efectivo del poder.

Registros de violencia aumentan de forma sostenida y persiste la impunidad

Sólo en el primer semestre de este año, el Ministerio Público registró 33 feminicidios, los cuales se suman a los 300 ocurridos entre 2013 y 2016, según la misma fuente (cuadro 1). Este último año, la mayoría de estos hechos ocurrieron en los departamentos del eje central del país (cuadro 2).

Para Mónica Novillo, directora ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer, los avances normativos en materia de lucha contra la violencia hacia la mujer (Leyes 348, 243 y otras) son fundamentales, pero urge redoblar los esfuerzos para transformar los imaginarios socioculturales que refuerzan y reproducen la violencia hacia las mujeres.

“El avance en las políticas públicas es innegable –afirma Novillo-, tenemos leyes que nos permiten avanzar en el reconocimiento del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia; pero, al mismo tiempo, la realidad nos sigue planteando que las siguen matando. Tenemos que romper la indiferencia frente a la violencia hacia las mujeres a través del cuestionamiento y la sanción de todas aquellas prácticas y actitudes violentas”.

En Bolivia, de cada 100 mujeres casadas o unidas, de 15 años o más, 75 sufrieron algún tipo de violencia por parte de su pareja en el transcurso de su relación, según la Encuesta de Prevalencia y Características de la Violencia contra las Mujeres 2016, del Ministerio de Justicia y el Instituto Nacional de Estadística (INE)

A pesar de esta proximidad y persistencia, la violencia contra las mujeres continúa siendo naturalizada.
De acuerdo con el estudio “Valores y actitudes ante la violencia en razón de género y consumos culturales en jóvenes”, realizado el año pasado en La Paz, El Alto y Santa Cruz por la Coordinadora de la Mujer y OXFAM, el 86% de las y los jóvenes conoce a alguna amiga que sufre violencia, pero a pesar de ello, deciden no actuar frente a ella. En este sentido, el 78% de quienes fueron encuestados considera que la violencia de género es un problema que deben resolver las autoridades, pero no creen que es algo que les compete a sí mismas/os.

Mayor información sobre el tema ingrensado a:  Situación de las Mujeres en Bolivia

 

Categorías RSE

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*