15 deseos de la RSE para 2015

reciclaje(Javier Espada Valenzuela)[1] .-  Ya vamos cerrando un ciclo más en nuestras vidas y sin ponerme melancólico acerca de todas las y los grandes que nos dejaron en 2014, permítanme evangelizar una vez más acerca de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) con 15 deseos para el 201

  1. Que la RSE deje de ser un fin y se transforme en un medio para sacar de la pobreza a cientos de bolivianos pertenecientes a grupos vulnerables, especialmente a niños y niñas, mujeres, personas de la tercera edad, personas con discapacidad e indígenas.
  2. Que la nueva ola de “expertos” dejen de servirse de la RSE y la utilicen como herramienta de servicio para causar un efecto multiplicador de solidaridad en otros.
  3. Que las y los empresarios que contaminan (al extremo!) entiendan de una vez que sin planeta no hay negocios, ni riqueza, ni vida.
  4. Que la RSE ingrese como prioridad en la agenda pública de las autoridades gubernamentales, para que existan normas y lineamientos nacionales aplicables a nuestro contexto.
  5. Que los colegios y las universidades comiencen a formar a nuevos profesionales bajo una cultura ciudadana consciente y responsable.
  6. Que la RSE deje de resumirse en publicidad, marketing social, caridad, premios y otros cuentos. La RSE es más que eso…mucho más que eso!
  7. Que todas las empresas empiecen a contratar a personas con discapacidad, ofreciendo un lugar que llene sus expectativas y las de sus familias, gracias a un trabajo que dignifique sus vidas.
  8. Que la RSE deje de ser usada al antojo, especialmente en época de elecciones.
  9. Que se acaben las cláusulas abusivas, los embargos, los remates y los Bancos reinviertan sus utilidades en nuevas e innovadoras formas de cumplir los sueños y mejorar las condiciones de vida de sus clientes.
  10. Que las mujeres ganen igual que los hombres y tengan la misma oportunidad de ocupar cargos jerárquicos y de decisión.
  11. Que los indígenas no sean obligados a cambiar su vestimenta ni identidad, solo por cumplir con reglamentos internos totalmente desalineados a los tiempos posmodernos.
  12. Que se modifiquen los horarios de trabajo, que han sido hábilmente estandarizados para que todos se encuentren con el mismo caos vehicular en la mañana, tarde y noche.
  13. Que los niños y niñas dejen de ser explotados laboralmente y que sus padres (si los tienen) sean bien remunerados para que no los obliguen a trabajar.
  14. Que la educación y la salud llegue a cada rincón de este vasto país, para ello, que la articulación público-privada deje de ser un mito helénico.
  15. Que las empresas, instituciones públicas y universidades tengan una mayor apertura a la diversidad y preferencia sexual, para no incurrir en vulneración de derechos humanos, género e identidad sexual.

 

Para que los que siguen nuestros pasos se encuentren con un país digno, solidario, consciente y respetuoso del planeta y que no conozcan solo por fotografías todas las maravillas que tú y yo vimos con nuestros propios ojos.

¡Feliz 2015! Gracias por seguir esta columna.

 



[1] Javier Espada Valenzuela es experto asesor en Gestión de la RSE en el Estado Plurinacional de Bolivia.

Categorías Opinión, RSE
Palabras Clave agenda pública, Javier Espada, rse

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*