21 marcas se resisten a colocar yodo en la sal de mesa

21 marcas se resisten a colocar yodo en la sal de mesa

sal yodadaEl Laboratorio Municipal determinó en un último análisis que 21 marcas se niegan a colocar yodo en la sal de mesa como manda el Decreto Supremo 08388/1968 y establece que  “toda la sal que se consume debe tener una adición de yodo de 40 a 80 partes por millón (ppm)”.

El jefe de la Unidad de Laboratorio Municipal, Gonzalo Uscamaita, informó que las marcas que no cumplen con el colocado de yodo son: Amadito, Blanca Nieves, Chilindrina, Cocinero, Dani, Delisal, Exal, Gerli, Improsal, Insalio, La Reyna, La Vicuña, Monte Sal, Morton, Oderich, Promos, Sal de Parrilla, Santiago, Vicuña y Yayita.

A la mayor parte de estas empresas ya se les realizó el análisis de sal en dos ocasiones anteriores, en enero y en marzo, y se sacaron comunicados públicos dando a conocer que no cumplían las normas.

Las marcas que sí cumplen con los niveles de yodo, de acuerdo al último análisis, son: Biosal, Blanquita, Copisal, Del Salar, El Salerito, Ketal, Lobos, Perla Andina, Salident, Supersal, Universal, Universo y Urkupiña.

La autoridad señaló que en todo el municipio de La Paz se recolectó y analizó 675 muestras de marcas de sal de tiendas, supermercados, mercados, puestos de abarrotes y restaurantes. Del total sólo el 48 por ciento cumple con los niveles de yodo, el 47 por ciento no cumple con la normativa y un cinco por ciento excede con la fortificación que puede hacer daño a la salud de la población.

La Intendencia, la Guardia Municipal, en coordinación con las unidades del Ministerio de Salud y Deportes, también verifican el peso exacto de la sal, puesto que se observó que si una ama de casa compra un kilo de sal le entregan una bolsa de 916, 772, 922, 877 y 908 gramos.

Las marcar de sal sin el nivel de yodo son decomisadas por la Intendencia para su destrucción. Se recomienda a las tiendas ofrecer las sales de mesa con yodo para evitar las notificaciones y los decomisos.

Uscamayta sostuvo que la falta de yodo afecta seriamente a la salud. La consecuencia más grave es el bocio que es la causa de la disminución física y mental, originando en los casos más graves el cretinismo y el deterioro de las facultades mentales.

“El bocio se produce por la deficiencia del yodo en las glándulas tiroides. Además, afecta de manera especial al rendimiento en el trabajo y disminuye la productividad”, expresó.

 

Categorías Municipios
Palabras Clave bocio, normas, sal yodada

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*