“Cada vez interesa más la reputación”

“Cada vez interesa más la reputación”

Adrian Cordero-MercoInfoRSE conversó con Adrián Cordero,  Director General de MERCO (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa) de España que presentó, en La Paz,  el ranking de las 100 empresas y líderes con mejor reputación en Bolivia 2013, en alianza con el semanario Nueva Economía.

Consultado sobre el ingreso de Merco  a Bolivia para medir lo que se conoce como los  intangibles que cargan valor a las empresas y con ello contribuyen a la reputación, Cordero aseguró que los países de América Latina son economías cada vez más abiertas y por ello más conscientes de que hay una batalla que está referida a la gestión de los intangibles y que las empresas no están ajenas a considerar los desafíos que plantea esta situación. Es decir, que es un tema presente.

Según dijo para MERCO no se podría entender un desarrollo coherente e integral en Latinoamérica sin estar presente en Bolivia.  Por ello, mencionó que un monitor que se centra en el análisis del comportamiento del mundo corporativo tiene que estar en los países donde hay un tejido empresarial dinámico y donde a la sociedad le interesa analizar si ese comportamiento es adecuado a los estándares internacionales.

¿Qué es Merco?

Es una herramienta al servicio de la sociedad y de las empresas. A la sociedad aportamos una información fiable e independiente de cuáles son las empresas y los líderes empresariales con mejor reputación y cuáles son las empresas más responsables y con mejor gobierno corporativo. Y esto es muy importante porque muchos condicionan sus decisiones en base a esos parámetros para la adquisición o comercialización de productos o para trabajar y realizar inversiones. Para las empresas supone un referente contrastado con estándares internacionales para saber cómo son percibidos por sus grupos de interés.

¿En Bolivia se asume la reputación como importante?

Claro que sí. Estoy seguro que Bolivia es un país donde cada vez interesa más la reputación corporativa, porque a sus ciudadanos y a sus empresas les interesa y también a las empresas que quieren venir a invertir.  Pero, también está claro que  es un concepto que todavía se confunde con otros términos (marca, imagen, responsabilidad social y otros).

¿Y como estamos en el campo de la Responsabilidad Social?

El tema de RS, sin duda, que ha evolucionado en los últimos 15 años y las empresas se han sensibilizado por varios motivos, entre ellos,  la demanda de la sociedad y por las normativas legales aprobadas por los gobiernos que obligan a asumir mayores cuotas de responsabilidad. Por tanto, hay un convencimiento y también un contexto que obligan a que las empresas sean más proactivas en las políticas de RS. Ahora bien, yo subrayó que la responsabilidad si bien es importante no es la única variable para que una empresa sea reconocida y sea sostenible y también critico el uso marketiniano o cortoplacista de empresas que utilizan argumentos de RS para la venta de productos o servicios. La Responsabilidad Social tiene que ver con la esencia de la empresa y si la sociedad se lo reconoce, la empresa será más sostenible.

¿El ejemplo de Responsabilidad Corporativa  la dan sólo las grandes empresas?

Claro. Es que las empresas grandes, sin duda, son como locomotoras; son las que toman en cuenta parámetros de calidad, innovación e internacionalización. A su vez, son también las más fiscalizadas por los gobiernos, pero está claro que  son las que establecen indicadores y procedimientos para que sus proveedores cumplan normativas. Las empresas grandes son influyentes y  las más pequeñas las siguen.

¿Que opinas de difundir más la RS?

Difundir la RS es una tendencia.  Se visibiliza todo lo que hacen. Lo que sí, es que las empresas tienen que ser más proactivas diciendo o comunicando lo que se hace en materia de RS. En una sociedad donde la información fluye, las empresas tienen que contar lo que hacen porque es una demanda y contribuye a la reputación.

¿Cómo ves el concepto de regular la RS?

La RS corporativa tiene que tener un componente de voluntariedad, dado que, cumplir la ley no es RS, es cumplir una ley. La RS implica que una empresa, voluntariamente va más allá de lo que dice la norma. Más allá de eso que le exige como mínimo.

¿En Bolivia se ha incorporado el concepto de función social para fiscalizar la RS?

Yo soy defensor que de que quien tiene que cumplir la función social es el Estado, las empresas  tiene que hacer buenos productos, prestar buenos servicios, contemplar en sus políticas de gobierno corporativo a todos sus grupos de interés. En todo caso, el concepto de función social, es una opción desde el punto de vista político. A lo mejor, mi perspectiva es que a la empresa hay que darle mayor capacidad de actuación.  Si a la empresa le obligas a hacer algo, le obligas a cumplir la ley, eso no es responsabilidad social.

Categorías Entrevistas, RSE, Tendencias

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*