ABC preserva riqueza arqueológica

ABC preserva riqueza arqueológica

Chullpa La Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), como parte de su responsabilidad social (RS) con las comunidades beneficiarias de la construcción y pavimentación de la ruta Huachacalla – Pisiga, parte de la carretera Oruro-Pisiga, es altamente cuidadosa en la preservación y conservación de la riqueza arqueológica descubierta, siempre en coordinación con las autoridades locales y nacionales.

chullpa.Según el sub-gerente Socioambiental de la ABC, Manuel Guzmán, si bien la ruta asfaltada está transitable, porque fue concluida y entregada por el presidente Evo Morales, es importante destacar que en la tapa de prospección, se encontró y registró valiosos sitios arqueológicos que corresponden a la época del Incario y al período de la Colonia.

Entre los más destacables están una ruta prehispánica que comunicaba está región con el área de salares y 36 sitios arqueológicos debidamente identificados que permitirán promocionar e incentivar la actividad turística y cultural de la región.

El tramo Huachacalla  – Pisiga  tiene una longitud de 70,84 km, une las provincias Litoral y Sabaya del departamento de Oruro y es parte del Corredor de Integración Interoceánico que une los océanos Pacífico y Atlántico. Es una ruta fundamental que efectiva vinculación entre Brasil, Bolivia y Chile y promueve el comercio internacional y el desarrollo turístico de la zona del Pantanal en la frontera Brasil-Bolivia, el Salar de Uyuni, en Potosí y el desierto de Atacama en el lado sur-oeste del país.

Riqueza arqueológica

En el proceso de ejecución del proyecto, siguiendo los lineamientos de la Evaluación de Impacto Ambiental (EEIA),  para un efectivo manejo e identificación de la riqueza arqueológica existente en la región, la ABC implementó el Programa de Prospección, Rescate y Preservación Arqueológica, que permitió encontrar y registrar 36 sitios, correspondientes a áreas domésticas, espacios funerarios, campamentos y zonas de ocupación temporal, así como talleres líticos que utilizaban los habitantes de ese entonces.

Fue también relevante, el registro de una importante vía prehispánica, que comunicaba esta región con el área de los salares.

Según la información técnica con la que cuenta la ABC, el rescate de la riqueza permitió la realización de colecciones superficiales en 13 sitios arqueológicos, el rescate de restos óseos en 3 sitios y la excavación de unidades de prueba y sondeos estratigráficos en 14 de los sitios registrados.

Por otro lado, las labores de conservación de emergencia se implementaron en 5 de los sitios registrados, cuatro correspondientes a torres funerarias y en el camino prehispánico.

Estas intervenciones, según los informes técnicos con los que cuenta la ABC, se realizaron siguiendo los principios de la “mínima intervención” y la “máxima reversibilidad” que postula la disciplina de la conservación preventiva. Los materiales y técnicas utilizadas respetaron el sistema constructivo original, diferenciando la intervención del original y respetando el valor intangible de los sitios intervenidos.

Todas las acciones realizadas, informó Guzmán, fueron socializadas en  talleres de capacitación  y fortalecimiento de capacidades locales en los Municipios de Huachacalla y Sabaya. Se hicieron presentaciones públicas en las ciudades de La Paz y Oruro. Todo este proceso es de conocimiento y fue coordinado con las autoridades municipales respectivas, así como con las autoridades originarias.

De acuerdo a la autoridad técnica, el trabajo  fue realizado siguiendo procedimientos sistemáticos y bajo medidas de seguridad adecuadas.  Los restos obtenidos fueron cuidadosamente analizados. Esos resultados permitieron esbozar la siguiente secuencia de ocupación:

  • Arcaico (4000 – 2000 a.C.), de cazadores recolectores,
  • Desarrollos Regionales (500 – 1470 d.C), correspondiente a Carangas,
  • Inka (1470 – 1540) y
  • Colonial (1540 – 1825).

El desarrollo de dicho programa implicó la realización de un diagnóstico y rescate de sitios arqueológicos, además de la implementación de acciones de conservación de emergencia. Todas las acciones implementadas cuentan con las autorizaciones oficiales de la Unidad de Arqueología y Museos (UDAM), así como de la Dirección de Patrimonio dependientes del Ministerio de Culturas.

Datos

El proyecto Huachacalla – Pisiga se inicia en la provincia Litoral, (Municipio Huachacalla, cantón Huachacalla) y atraviesa las poblaciones de Esmeralda, Yunguyo, Carangas, Sabaya, Pisiga Sucre y finaliza en Pisiga Bolívar, provincia Sabaya (Municipio Sabaya, Primera Sección).

La pavimentación de la carretera demandó una inversión de más de 30 millones de dólares, otorgada por el Estado Plurinacional de Bolivia con un crédito de la CAF, Banco de Desarrollo de América Latina, en un 82,65% y 17,35% fue el aporte del Gobierno Autónomo Departamental de Oruro.

Esta ruta garantiza un tránsito seguro, diario y constante de mercancías y personas hacia la región fronteriza con Chile.

 

Categorías ABC, RSE
Palabras Clave ABC, CAF, carretera, Huachacalla-Pisiga, Oruro, RS

Comentarios

  1. Manuel Guzman
    Manuel Guzman 20 febrero, 2014, 21:05

    Gracias infoRSE por el apoyo en difundir los trabajos que viene desarrollando la ABC, no sólo en el campo de construcción de carreteras, sino también en programas socio ambientales

    Responder este comentario
    • Jannett Oporto
      Jannett Oporto Autor 20 febrero, 2014, 21:21

      Estimado Manuel. gracias por el comentario. InfoRSE se ha propuesto la titánica labor de producir noticias con un enfoque diferente a la coyuntura y el desafío también es tratar de que la prensa grande de espacio a las buenas noticias, y sobre todo que enriquecen el patrimonio nacional. Nosotros estamos seguros que la ABC, en su dificil tarea de integrar el país, realiza grandes e importantes labores, en temas ambientales, en su relación con las comunidades que les toca negociar e interviene en muchos otros campos. Esperamos seguir contribuyendo con la difusión de noticias que tienen que ver con RS. Saludos cordiales Jannett Oporto

      Responder este comentario

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*