CAF promueve uso de instrumentos para medir huella hídrica y de Carbono

CAF Huella “El agua es un recurso escaso y lo será cada vez más, por efectos del cambio climático y cada uno de los ciudadanos tenemos la responsabilidad de hacer un uso más eficiente de este recurso natural”; bajo este concepto CAF, banco de desarrollo de América Latina, promueve el uso de herramientas técnicas que permitan a cada persona, a los gobiernos locales, instituciones, empresas y otros, medir la denominada huella de carbono y la huella hídrica para posteriormente tomar acciones a favor del planeta.

La huella hídrica y la huella de carbono, son indicadores que nos permiten saber como contribuimos al deterioro del planeta. Sólo a manera de concienciación, se dice que, en promedio, cada individuo consume entre 80 y 130 litros de agua, por día, de ella, 80% se va por el caño, cuando, nos duchamos, lavamos platos, regamos plantas y otras actividades; en ese sentido, cualquier esfuerzo personal, familiar o empresarial para hacer un uso racional del recurso será un importante contribución, afirmó el asesor técnico del proyecto Huella de Ciudades, Juan Carlos Enríquez,

 

Emilio Uquillas, director representante de CAF en Bolivia, mencionó el uso de herramientas para medir la huella de carbono y la huella hídrica, contribuirán a la planificación de políticas públicas y a nivel de las personas individuales, es un motivo de concienciación.

 

CAF,  financia el proyecto Huella de Ciudades que arrancó en la gestión 2012 y trabaja aplicando estas herramientas técnicas en los municipios de Quito (Ecuador), Lima (Perú) y La Paz, para medir la huella de carbono y la huella hídrica. El proyecto concluirá el 2014.

 

En el caso de La Paz, el trabajo concluyó y se realizó una medición de la huella de la ciudad de La Paz y del Gobierno Municipal, como institución.

 

De acuerdo a los resultados, la Comuna tiene el desafío de reducir progresivamente los gases de efecto invernadero y el uso, consumo y contaminación de agua en las dependencias de la administración edil desde el 2014.

La huella hídrica del GAMLP (uso, consumo y contaminación de agua) de acuerdo al estudio, es de 4.726 millones de litros, lo cual equivale al consumo de 50.000 hogares de bolivianos en un año. Se establece que la cuenca del río Choqueyapu es la más contaminada a través de las descargas del Matadero, los mingitorios y la Terminal de Buses.

A partir del 201, la Comuna implementará 10 compromisos para reducir la emisión de gases de efecto invernadero  y el consumo de agua con la participación en todas las unidades municipales involucradas.

Los compromisos ediles adquiridos son reducir el consumo de energía a través de políticas, programas y proyectos que mejoren la eficiencia energética de los edificios; optimizar el consumo de combustibles en los automóviles y maquinaria; y minimizar el consumo de papel sustituyéndolo por sistemas digitales.

Asimismo, fomentar el uso de transporte colectivo para los desplazamientos de los empleados públicos desde su domicilio a sus puestos de trabajo; promover la reutilización y reciclaje del papel en las oficinas; e implementar actividades de reforestación.

Finalmente, reducir el consumo de agua dentro de los edificios e instalaciones; bajar la contaminación del agua en las descargas de los edificios; prestar especial atención a los criterios ambientales en las contrataciones y compras públicas; y promover la creación y funcionamiento de un Comité de Eco Eficiencia interno que se ocupe de dar seguimiento a los compromisos adquiridos.

 

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*