Cómo Apple se convirtió en líder ambiental

Cómo Apple se convirtió en líder ambiental

La empresa es considerada líder en temas relacionados con el cambio climático

A principios del nuevo milenio, era difícil anticipar lo que sucedería con Apple en materia ambiental. A pesar de ser una de las compañías más innovadoras, también estaba en constante lucha con grupos como Greenpeace, que criticaban su falta de transparencia o sus prácticas poco responsables en la cadena de valor.

Desde que Tim Cook tomó el mando de la empresa en 2011, sin embargo, ha logrado darle la vuelta a su reputación en este aspecto. Gracias a decisiones como apostar por la energía renovable y contratar a  Lisa Jackson como VP de Medio Ambiente, Políticas e Iniciativas Sociales, se ha convertido en una empresa líder, algo que incluso Greenpeace reconoce.

Otro ejemplo de este liderazgo es el reciente ranking creado por la OSC británica especializada en cambio climático InfluenceMap, la cual genera un listado en la que califica a corporaciones y otras organizaciones (como asociaciones gremiales) de acuerdo con su influencia en las políticas para combatir el cambio climático. Apple es la número uno en el reporte lanzado recientemente.

Entre las razones por las que la empresa de la manzana obtuvo la mejor calificación están, de acuerdo con la ficha técnica que acompaña el ranking: “comunica una posición clara respecto a la ciencia sobre el calentamiento global y parece apoyar una respuesta tan urgente como corresponde, lo que incluye su meta de lograr ser cero emisiones para 2050.”

Además, InfluenceMap destaca que Tim Cook ha sido particularmente activo, alzando la voz en vísperas de la Cumbre de París en 2015 y enfatizando que hay razones económicas para tomar acciones inmediatas, dirigiéndose incluso a sus shareholders al pedirles que vendan sus acciones si no están de acuerdo en la inversión en energías renovables.

El cambio climático ya dejó de ser un tema complejo del que todos los grupos de interés permanecían ignorantes, por lo que consolidarse como un líder corporativo en la lucha contra sus efectos será cada vez más importante para la reputación general de las compañías. Completan el top 10 de InfluenceMap GlaxoSmithKline, Deutsche Telekom, Tesla, Unilever, National Grid, Anheuser Busch InBev, Vodafone Group, Coca-Cola y Nestlé.

Fuente: http://www.expoknews.com

Categorías Mundo

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*