Contaminación ambiental de La Paz es menor a otras ciudades de Latinoamérica

Contaminación ambiental de La Paz es menor a otras ciudades de Latinoamérica

huella de carbono La Paz La ciudad de La Paz está menos contaminada por los gases de efecto invernadero que las ciudades de Quito y Lima. Sin embargo, los datos del estudio  ambiental “huella de carbono y huella hídrica” que presentó este viernes el Gobierno Municipal, dan cuenta que la contaminación que existe, se debe en un mayor porcentaje al tipo de transporte público que circula en la ciudad y que utiliza combustibles fósiles.

“La huella per cápita es 1,7 toneladas por persona al año, en La Paz. En Lima es menor y en quito es el doble. Entonces este parámetro nos permite posicionarnos en relación a saber en qué condiciones se encuentra La Paz. Tiene ver que Lima tiene transporte masivo y otras alternativas que permiten movilizar a la gente y utilizar de manera más eficiente su energía, por eso tienen menos huella de carbono”, explicó el director de Gestión Ambiental, Rubén Ledezma.

El estudio ambiental también determinó que la huella hídrica de La Paz es de 250 metros cúbicos por habitante, bastante baja en comparación con las otras ciudades de latinoamérica.

El estudio “huella de carbono y huella hídrica” se realizó en las ciudades de  Quito, Lima y La Paz, los gobiernos locales de estas tres ciudades asumieron el  compromiso de elaborar planes para reducir el efecto invernadero a raíz de un pacto que firmaron junto a otras 37 ciudades del mundo el 2000.

El estudio realizado cuenta con el apoyo de CAF banco de desarrollo de América Latina, Organización No Gubernamental  Alianza Clima y Desarrollo (CDKN), Fundación Futuro Latinoamericano Internacional (FFLA) y la ejecución técnica  de la organización Servicios Ambientales S.A.

En el acto de presentación de los resultados del estudio, el director de Gestión Ambiental de la alcaldía de La Paz, Rubén Ledezma explicó  que la huella de carbono es la cantidad de gases del efecto invernadero que se emite por año y la huella hídrica es un indicador de uso de agua. Esta medición, señaló,  permitirá a la Comuna  determinar estrategias para enfrentar el cambio climático.

A su turno, el representante de Gestión Ambiental de la CAF en Bolivia, Edgar Salas, destacó el trabajo que efectuó el Gobierno Municipal y enfatizó que los resultados de este estudio permitirán priorizar los problemas ambientales que tiene la ciudad de La Paz. Indicó que actualmente, se tiene 600 mil veces más la concentración de carbono que hace 1.000 o 100 años, y que el 2100 se tendrá seis grados más de temperatura, producto del cambio climático.

“Nosotros tenemos evidencias claras del cambio climático y sus efectos acá, en esta ciudad. Por otra parte, vemos que los instrumentos que se discutieron a nivel internacional no fueron efectivos, de modo que el rol de los municipios creció enormemente, por el hecho de que hoy en día en Latinoamérica, las concentraciones urbanas van en crecimiento. Se habla que el 75 por ciento de la población es urbana. Se debe responder clara, objetiva y eso es lo que está haciendo el Gobierno Municipal de La Paz con el plan que presentó”, destacó este representante internacional.

En la Paz, de acuerdo al estudio,  el transporte es responsable del 49 por ciento de las emisiones de gas de efecto invernadero, las actividades domésticas provocan el 24 por ciento, el 13 por ciento se genera a raíz del manejo de los residuos sólidos y el 14 por ciento se genera por la actividad industrial.

“Como ciudad tenemos menos huella de carbono que Quito y Lima, pero se debe considerar que La Paz no tiene ni un millón de habitantes, mientras que Lima cuenta con más ocho millones de pobladores”, especificó.

La huella hídrica

En el caso de la huella hídrica existen la huella azul, la verde y gris. La azul es la que se transforma y se consume en actividades cotidianas; la verde esta en áreas verdes y se utiliza para actividades agrícolas y la gris se refiere a las aguas que son descargadas de los domicilios y actividades industriales.

“La huella hídrica en La Paz es bastante baja en comparación con las otras ciudades, pero a nivel per cápita ocurre más o menos los mismo. La Paz tiene una huella hídrica de 250 metros cúbicos por habitante, quito tiene el doble y Lima el triple. Entonces a pesar que no tenemos una planta de tratamiento, todavía nuestra huella hídrica no es tan alta, como la de las otras ciudades”, enfatizó Ledezma.

Ante estos resultados, el Gobierno Municipal elaboró el Plan de Desarrollo 2040 de mediano y largo plazo. Con este se pretende que el 2040, La Paz sea un municipio sustentable y que maneje sus recursos y servicios de una manera eco eficiente.

Para ello se plantea trabajar en la reducción de la utilización de combustibles fósiles, tratando de utilizar menos gasolina y diesel; utilizar transporte masivo, desarrollo y producción de energías y alternativas, como la solar. En los domicilios también se debería asumir acciones para modificar las construcciones para el ahorro de agua y energía.

Otro de los elementos es el recojo y tratamiento diferenciado de los residuos sólidos. También se plantea que la industria asentada en La Paz implemente medidas de producción más limpia y que modere sus descargas de aguas.

“En el caso del agua, tenemos que implementar una planta de tratamiento de residuos sólidos. Esto va a tardar mucho tiempo porque es una inversión muy grande. Tenemos que controlar las descargas industriales, hacer una distribución eficiente de agua. En La Paz se calcula que el 30 por ciento de agua no contabilizada se pierde solamente en la distribución”, señaló el Director de Gestión ambiental a tiempo de recomendar el uso eficiente de este recurso.

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*