Deforestación de 7 km en el parque Kaa Iya abre polémica

Deforestación de 7 km en el parque Kaa Iya abre polémica

Deforestación Parque Kaa Iya

El Gobierno, a través del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), desveló que la empresa minera comunitaria Kaa Iya S.A. (Emcki S.A) abrió una brecha de 7 kilómetros de largo por 3 metros de ancho en la reserva natural más grande de Bolivia (3,5 millones de hectáreas), el Área Natural de Manejo Integrado Kaa Iya, ubicada en la zona del Gran Chaco, específicamente a 117 kilómetros de Roboré.

Un informe al que tuvo acceso EL DEBER y oficializado por la directora del parque Kaa Iya, Rosa Leny Cuéllar, señala que esta empresa no realizó el cierre de las brechas ni pozos abiertos, además que incumplió con todas las medidas de mitigación propuestas por el Sernap. La entidad abrió un proceso administrativo por infracción al área protegida.

Un equipo periodístico visitó el parque y el área afectada, junto al guardaparques del Sernap Alcides Ramos. En la zona se evidenció el desmonte. Empero, se desconoce el número de árboles derrumbados y el tamaño real de la afectación.

Árboles caídos a ambos lados de la brecha, se constituyen en la prueba contundente del desmonte, afirma el guardaparque mientras muestra una de las especies que fue derribada.

Llegar al lugar es difícil, pero no imposible. Una travesía de 12 horas es la mejor muestra del tiempo que se demora para llegar hasta el parque y hasta el campamento de la concesión minera que hace estudios de exploración de caliza.

Los ganaderos si bien ven con buenos ojos la inversión de la empresa minera, especialmente por el anuncio de instalar una fábrica cementera de $us 160 millones, no les agrada la idea de que trabajadores y personal ejecutivo de dicha empresa tomen sus áreas y circulen por sus tierras arbitrariamente, además que comienzan a deforestar el área y a afectar al medioambiente.

“Si ellos quieren montar una fábrica está bien, pero que lo hagan fuera de la reserva. A mi propiedad ingresan cuando quieren y están sacando la piedra. Nosotros ni la directora del parque hemos autorizado el ingreso de esta empresa, esto es un abuso; además, esta tierra es privada, no es fiscal”, dijo el hacendado Luis Fitsy Furner.

Para Flor Delicia Cardoso, propietaria de la hacienda La Represa, el trabajo que efectúa la minera es un atentado contra el medioambiente que tiene que ser sancionado.

La minera rechaza el informe

La Empresa Minera Comunitaria Kaa Iya S.A asegura que cuenta con la licencia de exploración que la faculta abrir brechas en el parque Kaa Iya. Argumenta que estos trabajos están previstos en el plan y que cuentan con permiso de la directora Cuéllar.

El estudio ambiental que respalda la licencia ambiental contempla la apertura de sendas de acceso para camión con la maquinaria a la zona del proyecto, la preparación de área de perforación a diamantina y los accesos entre sí. Además, se contempla la apertura de brechas para el estudio geofísico que se realiza a pie.

El gerente general de la empresa, Carlos Núñez, aclaró que la cementera a instalarse no estará en el parque, sino en las afueras. Empero, la materia prima está en el interior.

La Autoridad de Bosques y Tierra (ABT) enviará hoy a un equipo a verificar la deforestación en la zona

Frases  

“Nos preocupa la actitud de la señora Rosa Leny. Nosotros cumplimos un sueño de ser un pueblo empresario. Estamos contentos con este proyecto”.

Ricardo Romero – 2do. Cap. Grande de Alto Isoso

“Evidentemente ha habido un proceso de deforestación, pero que está permitido en el estudio de licencia ambiental. Todo está de acuerdo a ley”.

Carlos Núñez – Ger. Gral. Empresa KAA IYA

 El informe

Monitoreo.- La empresa minera comunitaria no ha presentado los informes de monitoreo.

Sin apoyo social.- Según los datos del PN ANMI Kaa Iya, la empresa no cuenta con el apoyo social en su integridad. Algunas estancias no permitían el ingreso a sus predios.

Contravención.- El estudio de impacto ambiental avala la apertura de una brecha de 15 km de largo y 1,5 m de ancho; sin embargo, hace notar que hay una brecha de 7 km de largo por 3 m de ancho.

Otros datos

Según la memoria anual 2012 de la Empresa Minera Comunitaria Kaa Iya el principal accionista es el empresario Rosendo Barbery Paz con el 34,4%. Le siguen Diego Barbery Coca con el 14% y Miguel Montero y José Luis Galvez con el 1,3% respectivamente.

Entre los accionistas comunitarios figuran la Capitanía de Alto Isoso, la Capitanía del Bajo Isoso, la CCICH-Turubó con el 13%% cada uno y el Pueblo Indígena Santa Teresita con el 10%. El capital total pagado asciende a Bs 100.000.

El yacimiento de caliza de esta compañía se encuentra en la provincia Cordillera del departamento de Santa Cruz a 117 km de Roboré, dentro del Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Kaa Iya, creado mediante D.S. 24122 del 21 de septiembre de 1995, lugar donde se ubicaría también la fábrica de cemento de la empresa.

Entrevista   

“Es imposible hacer una fábrica de cemento en el parque”

Rosa Leny Cuéllar – Directora del parque KAA-IYA

Según un informe técnico jurídico hay serias observaciones al accionar de una empresa minera en el parque.
¿Cuál es la situación de la firma Kaa Iya y de qué permisos legales goza para hacer trabajos en la reserva?

La empresa minera comunitaria Kaa Iya está dentro del parque con una concesión de 20.000 hectáreas. Tiene aprobada una licencia ambiental para explorar caliza al interior de la reserva. Ellos están en este proceso y es nuestra función y obligación como parque nacional dependiente del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) hacer la  fiscalización para esa ficha ambiental. Ellos no podrían explorar si no tendrían una ficha ambiental. Aclaro, solo deben efectuar trabajos de exploración, no explotación.

Según un informe del Sernap hay deforestación ilegal en el área…

En el proceso de exploración el personal del parque acompaña las labores. Ha habido infracciones por parte de la empresa minera. Al principio ellos han infringido la norma y se les ha seguido un proceso administrativo, que ha tenido su sanción económica como corresponde. Este seguimiento es permanente.

Algunos lugareños están preocupados por los desmontes ilegales ¿Cómo se sanciona a los infractores?

Es nuestra responsabilidad mitigar estos impactos. Ellos tienen un plan de cierre y de corrección de todos los daños que hayan cometido al interior de la concesión. Es nomás cuestión de hacer seguimiento al documento del contrato. Hay multas.

Tengo entendido que la empresa intenta instalar una fábrica de cemento. ¿Pueden hacerlo?

Sí. Ellos tienen el plan de establecerse con una fábrica de cemento, pero ellos no lo pueden hacer al interior del parque, eso es imposible, el impacto es demasiado. Además en unos meses acaba su licencia para exploración.

Hay limitaciones para los guardaparques y no tienen la logística necesaria ¿Cuántos hombres se requieren para un control riguroso?

En el sitio rotan ocho guardaparques. La superficie es enorme, apenas tenemos ocho campamentos y hay sitios que no se pueden cubrir. Lo óptimo es que tengamos 52 guardaparques

Tomado de El Deber, 2, 09, 2013

 

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*