En sus 145 años el Banco Nacional destaca que encara el desafío de revolucionar con la banca digital

En sus 145 años el Banco Nacional destaca que encara el desafío de revolucionar con la banca digital

El 4 de marzo de 2017 el Banco Nacional de Bolivia S.A. (BNB) cumplió 145 años de vida institucional; es  uno de los bancos más tradicionales en funcionamiento de toda América Latina. Su historia se remonta a 1872, antes de la Guerra del Pacífico, cuando la primera Junta de Accionistas sesionó en la ciudad de Sucre, Bolivia, y dio lugar a la consolidación de la entidad bancaria más trascendental en toda la historia de este país.

BNB Pablo BedoyaUna nota de prensa enviada a la redacción de infoRSE da cuenta que en  la actualidad, el BNB es uno de los bancos con más patrimonio de Bolivia, tiene más de 778 mil clientes, administra una cartera de créditos cercana a los US$ 2.000 millones y más de US$ 2.667 millones de dólares en depósitos del público. Su banca a distancia por medios electrónicos se destaca por su versatilidad, modernidad, transaccionalidad y seguridad.

Los esfuerzos del Banco también están dirigidos a trabajar por la comunidad, con gestiones, por ejemplo, de responsabilidad social empresarial (RSE). Tiene un compromiso de larga data con sus colaboradores y su bienestar, con la niñez – en especial con los niños con discapacidad – y con la dotación de agua segura a comunidades en situación de extrema pobreza, entre sus líneas principales de trabajo.

El año 2017 es la época de una transformación profunda del banco al ser el primero en encarar un inmenso desafío que es la banca digital.   “Será otro hito en el sistema financiero – es  la transformación digital que está evolucionando a través de un Centro de Innovación Digital del banco que innova, promueve y gestiona soluciones digitales en los procesos, en los productos y servicios, en los canales transaccionales, en la inteligencia de negocios y en la gestión de bases de datos”, señala la nota de prensa.

Añade que con una perspectiva futurista de varios años hacia adelante, afianzada en una cultura de eficiencia administrativa y de una mejora constante de la experiencia del cliente con la institución, el BNB definió una visión digital de avanzada con la implementación de plataformas bancarias transaccionales y procedimentales digitales, una propuesta de omnicanalidad para sus servicios digitales, la administración de extraordinarias cantidades de datos e información y la oferta de productos y servicios bancarios digitales a distancia para procurar la fidelización y la mayor complacencia de los clientes.

El BNB es un banco para todos. Su penetración años atrás en el segmento de los jóvenes —millennials, sobre todo—, por la inclusión financiera y la bancarización que significó, impuso un tránsito hacia la nueva manera de hacer banca en Bolivia. Actualmente el banco goza de la confianza de cientos de miles de clientes de todos los segmentos socio económicos del país, además de miles de empresas que progresan con su decidido apoyo.  Los jóvenes, los adultos, los adultos mayores, las mujeres, los emprendedores y los empresarios son la brigada de clientes que hacen del BNB un banco destacado.

El Presidente del Directorio del BNB, Pablo Bedoya, con motivo de los 145 años de fundación del banco puntualizó que “La vida centenaria del BNB hace que sea parte de la historia de Bolivia. Hemos vivido grandes momentos y superado inmensos desafíos; hemos destacado en aquellas etapas que imponían grandes dilemas y hemos confiado, por sobre todo, en nuestro país apoyando a los bolivianos en sus anhelos y en sus proyectos. La innovación constante en tecnología, en procesos y en productos y servicios, además de velar por la solidez y solvencia de la institución, han configurado un escenario en el que el Banco Nacional de Bolivia es calificado por muchos como un baluarte de todos los bolivianos. Estamos muy orgullosos del recorrido del BNB, pero también somos consecuentes en nuestro actuar con respecto a las desafíos que nos esperan”.

Por su parte, Antonio Valda, Vicepresidente Ejecutivo, destacó que “la labor del BNB está fuertemente arraigada a la historia económica de Bolivia. Nuestras directrices nos indican que continuaremos  sosteniendo el negocio de intermediación financiera en base a la capitalización periódica, a la eficiencia operativa, a la innovación y, muy importante, adentrándonos  al mundo de la digitalización.  Este último marcará el rumbo de nuestro acontecer a futuro y, por esa razón, el desarrollo orgánico del banco se vincula fuertemente a la constante actualización tecnológica, a la prestación de servicios electrónicos a distancia y  a la administración prudente de todos los riesgos”.

 

 

 

Fuente: BNB

Categorías Banca, BNB, RSE, Sistema Financiero
Palabras Clave Banco Nacional 145 años

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*