Javier Espada: ISO 20400, Compras Sostenibles

Javier Espada: ISO 20400, Compras Sostenibles

Javier Espada 4-(Javier Espada Valenzuela)[1].- La norma ISO 26000 de responsabilidad social está siendo utilizada por organizaciones en todo el mundo de manera importante. Esta ISO fue la que mayor participación mundial tuvo y su desarrollo tomó 10 años. Su uso se ha visto impulsado por las medidas adoptadas por los Gobiernos que forman parte de Unión Europea, promoviendo la Responsabilidad Social en la cadena de valor de empresas nacionales y multinacionales. En nuestro contexto, el Reglamento de RSE para Entidades de Intermediación Financiera en su Anexo 2 establece indicadores de gestión inspirados en esta norma.
javier-espada-epigrafe

En una etapa muy básica las organizaciones comenzaron a utilizar la caridad y la filantropía como herramientas de marketing para la mejora en la reputación corporativa, pero poca gestión interna. Posteriormente dejaron el “marketing social” para adentrarse a revisar procesos internos y políticas y logar que la RSE se integre sistémicamente al giro del negocio para lograr la sostenibilidad de las iniciativas. Últimamente las organizaciones han iniciado el proceso de llevar el concepto a su cadena de suministro, es decir a sus proveedores para comenzar a influir e impactar fuera de la organización.

Basada en esta necesidad la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés) inicio el año 2013, el proceso de normalización de las compras con el objetivo de proveer a las organizaciones de una herramienta que les ayude a integrar el desarrollo sostenible en el proceso de compras. Como resultado de la consulta realizada a los organismos de normalización que la componen, a comienzos del año 2013 la ISO tomó la decisión de avanzar con el estudio de una norma internacional sobre compras sostenibles. Bajo el Secretariado de Brasil y Francia, se inició el trabajo del proyecto de comité PC 277.

Hasta 2015 habían participado activamente en el proceso de desarrollo del documento unos 28 países -entre ellos Argentina, Colombia, Costa Rica, y Chile-, mientras que otros 13 están en calidad de observadores (entre ellos Bolivia). Esta nueva norma se dirige a aquellas partes interesadas que están involucradas o impactadas por el proceso de compras de una organización. El comité PC 277 de ISO se reunió en Singapur la semana del 3 al 7 de noviembre de 2014 para continuar discutiendo sobre la futura norma ISO 20400. Las discusiones se centraron en la revisión de la alineación de esta norma con la norma ISO 26000 y en la revisión del proceso de compras que esté acorde a las políticas y estrategia de la organización. Para finales de 2015 ya habían participado en su elaboración más de 40 naciones de Europa, África, América Central y América del Sur, así como EEUU, Canadá, Australia, Japón y China.

De acuerdo al cronograma establecido, el nuevo estándar internacional para las mejores prácticas de adquisición sostenible se debería publicar a finales de 2016.

El propósito esencial de esta nueva norma, la ISO 20400,  es orientar a las organizaciones públicas y privadas en sus actividades de abastecimiento e impulsar las buenas prácticas al momento de comprar, independientemente de su tamaño o actividad.  Técnicamente se trata de una norma de orientación, no un estándar de requisitos por lo que no es certificable así como la ISO 26000, pero es posible encargar una evaluación por un experto independiente.

La estructura de la norma se basa en cuatro pilares:

  1. Fundamentos: Factores clave y principios de la contratación sostenible.
  2. Política y estrategia: Cuestiones clave a considerar en el desarrollo de una política y estrategia.
  3. La organización de la función de compras: La creación de las condiciones organizativas necesarias para contratar de manera sostenible y el establecimiento de prioridades.
  4. Proceso de adquisición: Contratación de forma sostenible

La norma incorpora los desarrollos más recientes en la sostenibilidad incluidos los Principios Rectores de los Derechos Humanos y Empresas y la ISO 26000. Se espera que también este integrada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, recientemente aprobación y ratificados por todos los países (incluido el nuestro) en 2015.

 

[1] Javier Espada Valenzuela es escritor, investigador y promotor de la RSE en Bolivia desde 2008. Es Máster en Sostenibilidad.

Categorías Opinión, RSE, Sin categoría

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*