La improvisación es enemiga de la RSE

La improvisación es enemiga de la RSE

Javier Espada -Planificación RSE(Javier Espada Valenzuela)[1].- La planificación ocupa muchos aspectos de nuestras vidas. Diseñamos complejas estrategias para enamorar a una persona, planificamos el próximo viaje de vacaciones o consolidamos la lista de invitados para una fiesta. Cada vez vamos descubriendo, a través de buenas y malas experiencias, que si no contamos con herramientas adecuadas que nos permitan controlaruna situación, el éxito es menor.

Cuando los profesores hablamos abiertamente sobre transversalizar la RSE, en realidad no tenemos idea lo que le estamos pidiendo a los ejecutivos de las empresas. Transversalizar la RSE implica que todas las áreas involucradas dentro de una empresa hablen el mismo idioma, trabajen en armonía, compartan información y asuman responsabilidad sobre lo que les compete para que la RSE no sea de un área sino de todos, con iniciativa y proactividad. Ideal, ¿No?

Pero en realidad encontramos ego, excesivo celo laboral, competitividad personal, reyes chiquitos, envidia y tiempo en contra dentro de las empresas. Por eso es que algunos ejecutivos optan por las donaciones y un gran cheque, ya que es el camino más fácil y rápido para demostrarle a la comunidad que algo de los problemas sociales sí les interesan. (Y si aparece por ahí algún medio de comunicación que publica esa acción masivamente, pues sena quina). Otros lo hacen porque sencillamente desconocen el alcance de la RSE.

Todos sabemos que la donación-caridad no es RSE porque la RSE tiene que ver con la sostenibilidad y la donación-caridad genera vínculos de dependencia y asistencialismo, además de inmediatez.

La misma Cooperación Internacional (que ha sido una de las grandes culpables del asistencialismo en el mundo) lo ha superado,solicitando mecanismos de contrapartes a las comunidades para revertir esta situación en las comunidades.Las acciones de RSE (además de ser filosóficamente desinteresadas) no deben ser improvisadas porque requieren procesos previosy graduales de preparación al interior de la empresa para obtener un impacto mayor.

Cada paso, por muy pequeño, lento e imperceptible que sea en términos de RSE, representa una victoria. Se debe preparar el terreno antes de hacer RSE, esto implica un tiempo para el convencimiento, otro para tener recursos humanos capacitados, otro para contar con recursos financieros disponibles, etc.

En los eventos, capacitaciones y cursos especializados les pedimos a los empresarios –muy a la ligera- que “sueñen” en todo lo que pueden hacer en RSE. No les decimos por ejemplo que se requerirá mínimamente al interior de la empresa (Políticas, manuales, procedimientos, capacitaciones)para evitar cometer errores y observaciones posteriores de auditoría (financiera y social). Los estamos dejando solos frente a algo desconocido y en parte, también, somos culpables los profesores y promotores de la RSE.

En este autoanálisis reflexivo, aprovecho para hacer un listado de pasos, que según mi opinión, deberían seguirse para planificar la RSE dentro de una empresa:

Paso 1: Convencimiento

Para entender que la RSE brindará resultados cuantitativos y cualitativos a mediano y largo plazo, es importante que la Alta Gerencia entienda la seriedad del tema desde un inicio. Para construir RSE dentro de una empresa se necesita la participación y convencimiento de TODOS: No se puede hacer RSE a medias.La RSE de cada empresa es propia y única, porque cada empresa tiene su propio ritmo, cultura organizacional, lenguaje y tiempos. EnRSE no se puede hacer copy and paste.

El convencimiento a los ejecutivos y trabajadores se efectúa de forma gradual a través de acciones pequeñas y concretas, cuyo impacto es fácilmente demostrable.No olvidemos pues que también dentro de las empresas existe gente que boicotea las iniciativas ya que se resiste al cambio por su excesiva comodidad y aprecio por el ceterisparivus.

No pretendamos hacer grandes planes inalcanzables, porque el fracaso en acciones de RSE podría representar su muerte dentro de la empresa.

Paso 2: Capacitación

El convencimiento va acompañado de la transferencia de conocimiento y sensibilización. Afianzar conceptos dentro de la empresa es vital para manejar un solo lenguaje. Generando una cultura consciente y sentimiento de apropiación cada día, cada hora. Y acá no me refiero a capacitar a la “persona encargada de hacer RSE en la empresa”, me refiero a que se capaciten los miembros del Directorio, Gerentes Generales y Jefes de la empresa porque, repito, la RSE es de TODOS y no de un área en específico.

Y acá volvemos pues al inicio de este artículo. Para generar cultura organizacional, transferir conocimiento y sentimiento de apropiación de los trabajadores y efectuar acciones de RSE de forma gradual, se requiere considerar que la capacitación cuesta. Si no estamos dispuestos a invertir en el personal para hacerlos cada vez más especializados, no estamos entendiendo bien que el principal aliado de la RSE es un trabajador motivado.

Paso 3: Elaboración de documentos y soporte

Cuando contamos con Directores y Jefes motivados, personal capacitado como asesores de RSE para la empresa, es momento de plasmar compromisos en documentos formales y técnicos.

Un Plan Estratégico alineado, revisar la misión y visión para que contengan declaraciones de RSE, determinar los stakeholders, elaborar Políticas que soporten operativamente los programas, diseñar proyectos e iniciativas,identificar áreas responsables que se involucrarán y definir presupuesto es muy fácil cuando los decisores se encuentran convencidos de hacerlo y entienden el lenguaje técnico de la RSE. Nuevamente, improvisar es lo peor que se puede hacer.

Paso 4: Monitoreo

Si realizamos todas estas acciones de forma planificada, medir su impacto es posible a través de un sistema de monitoreo que mida el avance en las metas, cronogramas y documentos de respaldo para informes posteriores.

Paso 5: Registro

Finalmente, quienes hemos trabajado en elaborar Balances Sociales o Reportes de Sostenibilidad, sabemos la importancia de contar con registros de información que permitan obtener información ordenada, completa y oportuna.

Mantener archivos de todo lo que se va a desarrollar en RSE permite además facilitarle la vida al área de comunicaciones y marketing para que alta gerenciaresponda a entrevistas y artículos especializados.

En todo lo que he mencionado a lo largo de este artículo, la planificación y el detalle es una constante. Prepararse es la mejor forma de afrontar el futuro, aun cuando este sea incierto.

[1] Javier Espada Valenzuela es ProfesorExperto en Gestión de la RSE en el Estado Plurinacional de Bolivia.

 

Categorías Opinión, RSE
Palabras Clave Javier Espada

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*