Las 5 iniciativas de la OIT para el empoderamiento femenino en el lugar de trabajo

Las 5 iniciativas de la OIT para el empoderamiento femenino en el lugar de trabajo
La Tercera Comisión de la Asamblea General de la ONU en su septuagésima primera sesión, presidida por la Embajadora de Colombia, María Emma Mejía, discutió sobre el empoderamiento de la mujer a través de las normas laborales. Participó el representante de la OIT presentando ejemplos de cómo se puede impulsar la igualdad de género en el lugar de trabajo.

Una nota publicada en la plataforma digital ComunicaRSE, da cuenta que la reunión inició con las palabras del representante de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) quien destacó ante la Asamblea que el empoderamiento de la mujer es un eje clave de promoción de la institución, “sobre todo a través del desarrollo de herramientas, guías y sistemas de gestión para poner en práctica en el lugar de trabajo”.

Luego destacó las cinco iniciativas más importantes aplicadas por la OIT para empoderar a la mujer en el lugar de trabajo:

1. La norma sobre violencia en el trabajo aprobada en 2014 que se enfoca en “la violencia contra las mujeres y los hombres en el mundo del trabajo sobre todo en la economía informal”;

2. El protocolo jurídicamente vinculante sobre trabajo forzado y trata de personas y el Manual para inspectores del trabajo sobre Trabajo forzado y trata de personas;

3. La Alianza 8.7 de los ODS que busca concertar esfuerzos a escala mundial para erradicar el trabajo infantil y el trabajo forzoso, las formas modernas de esclavitud y la trata de seres humanos;

4. La iniciativa lanzada junto al Banco Mundial en favor de la protección social universal, con especial foco en mujeres y equilibrio entre la vida laboral y la vida familiar;

5. La iniciativa empresarial de la mujer que busca impulsar a las mujeres emprendedoras.

El representante de la OIT destacó que a través de estas iniciativas se busca involucrar a los miembros de la ONU y a los actores de la sociedad civil para trabajar a favor de la mujer.

A continuación, los representantes gubernamentales ofrecieron algunas palabras sobre las iniciativas que cada país está llevando adelante para impulsar el empoderamiento femenino.

En representación de El Salvador, el Embajador Rubén Zamora, destacó el Plan quinquenal de desarrollo 2014-2019 que establece metas para reducir las desigualdades de género y atender las necesidades de los grupos de mujeres más vulnerables como las mujeres indígenas, trabajadoras domésticas, migrantes o refugiadas y la mujer con discapacidad. Además, agregó que su gobierno cuenta con una Política Nacional a favor de las mujeres en zonas rurales que ha logrado que en 9 años los títulos de propiedad de la tierra en manos de mujeres sea 7 veces mayor que en los 30 años anteriores.

La representante de Madagascar dio cuenta que el Plan de Desarrollo 2015-2020  ha logrado un 15% de reducción de la pobreza extrema en mujeres embarazadas, con discapacidad y adultos mayores. Además, destacó la reforma del código de nacionalidad que permite la filiación maternal para niños que nacen en otros países.

El Embajador de Estonia argumentó que las causas reales de la discriminación contra la mujer son los estereotipos de género y por ello su gobierno lanzó el Plan de bienestar 2016-2023 para acabar con los estereotipos de género y fomentar la independencia igualitaria y participación equitativa en los roles de decisión. Elogió el trabajo de ONU Mujeres en utilizar las TIC en el empoderamiento femenino. Aconsejó usar las TIC para ofrecer servicios a las víctimas de violencia de género como se propone en la Estrategia 2015-2020 de Estonia para mejorar los servicios en línea para víctimas de violencia.

La representante destacó como resultado de la Política Nacional de Género que “uno de tres jueces comunitarios sean mujeres” y al igual que el 49% de los estudiantes de escuela primaria. Otro destacado es la reforma del antiguo sistema de tenencia de tierras que otorga derechos de tierra a mujeres y elimina la mutilación genital como castigo.

La representante de Rumania mencionó que el foco de su política es el empoderamiento económico de la mujer a través de medidas de conciliación familiar y laboral. “El involucramiento de los padres y el equilibrio familiar y laboral son dos ejes para apoyar a la mujer en su crecimiento profesional. Para ello se necesitan esfuerzos a largo plazo de las autoridades y de la sociedad civil. El compromiso de nuestro Presidente con la iniciativa HeforShe de ONU Mujeres busca ser un ejemplo de que el rol de los hombres es clave para alcanzar el Objetivo 5”, afirmó la representante.

Fuente: Corresponsal de ComunicaRSE en la ONU (Nueva York): María Julia Arana

Categorías Mundo

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*