“Las Finanzas Productivas son el canal de intermediación más eficaz y sostenible en la lucha contra la pobreza”

“Las Finanzas Productivas son el canal de intermediación más eficaz y sostenible en la lucha contra la pobreza”

EncuentroEstas fueron las palabras de Manuel Méndez del Río Piovich, presidente de la Fundación Microfinanzas BBVA, en la inauguración del “Encuentro por el Desarrollo Económico Comunitario”, organizado por la Asociación de Bancos de Puerto Rico.

En su intervención, bajo el título “Finanzas Productivas para el desarrollo económico y social comunitario”, Manuel Méndez del Río explicó que al analizar los elementos que han permitido a las personas salir de la pobreza, la iniciativa individual explica el 77% de los casos en los que esto ha sido posible, siendo “la exclusión financiera el principal freno”.

“Las Finanzas Productivas, modelo que desarrolla la Fundación, son aquellas que permiten a los clientes acometer una actividad productiva que le genera rendimientos con los que cubre todos los costes reales en los que incurre _incluidos los financieros_ y además obtiene beneficios. Esta acumulación de excedentes es lo que contribuye al crecimiento del PIB y lo que le permite salir de la pobreza”, apunto Méndez del Río.

“Una especialidad cuyo objetivo final es el éxito sostenible del cliente, lo cual se busca no sólo a través de la oferta de servicios financieros en su visión más amplia, respondiendo al emprendedor a lo largo de su ciclo de vida, sino también a través del acompañamiento del cliente, desarrollando su cultura financiera y empresarial mediante asesoría y capacitación”, expuso el presidente de la Fundación Microfinanzas BBVA.

En relación al estado del sector microfinanciero, el presidente de la Fundación expresó que después de más de treinta años de existencia de las microfinanzas su impacto no ha sido significativo, dado que el sector cubre una proporción claramente exigua de la población desaventajada, tanto a nivel global como regional. En América Latina, existen 647 entidades microfinancieras que atienden a unos 14 millones de personas (de los cuales, apenas el 21% se encuentra en situación de pobreza extrema), lejos de cubrir la demanda existente”, apuntó Méndez del Río.

Ante esta realidad, Méndez del Río explicó que el sector microfinanciero vive un momento clave, y “está en condiciones de dar ese salto cualitativo y cuantitativo que le coloque en situación de cumplir su vocación y su misión de forma efectiva y a gran escala. Es decir, permitiendo facilitar el acceso a los servicios financieros a cifras verdaderamente relevantes de la población desaventajada”.

Para ello, debe acometer una profunda transformación, tanto en lo que atañe al entorno institucional, como al número y diversidad de agentes o a la dimensión y capacidad de actuación de cada uno de ellos”, apuntó el presidente de la Fundación.

Entre ellos, Méndez del Río destacó que “uno de los aspectos capitales para que el sector acometa esa transformación es la superación de los obstáculos derivados del propio carácter y funcionamiento de las EMFs. Obstáculos que remiten, directa o indirectamente, a problemas de eficiencia. Es decir, a la capacidad de ofrecer buenos productos y servicios con costes de transformación cada vez menores y, en virtud de eso, a inferior precio. Todo ello con márgenes y niveles de rentabilidad positivos, de forma que permitan un crecimiento constante y sostenido, sin merma de la solidez financiera”. 

Tomado de la pág web: ComunicaRSE

Categorías Mundo, Tendencias

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*