Las mil y una preguntas sobre la ética de los negocios

Las mil y una preguntas sobre la ética de los negocios

BID privados¿Qué es un negocio ético? Bernardo Toro, asesor de la Fundación Avina, lo dijo claramente y con mucho humor durante la instalación del Foro Latinoamericano de Inversión de Impacto FLII en Mérida a finales de febrero: “Es aquel que no depreda. El que crea valor verdadero. El que se fija en lo importante, y no en lo vistoso.” Simple y al grano.

Tiendo a escribir sobre temas prácticos como las mejores estrategias para llegar con bienes y servicios a las personas que viven en la base de la pirámide o por qué el mercado de bajos ingresos es una gran oportunidad de negocio y desarrollo. Sin embargo, luego de asistir a la intervención de Toro me vengo preguntando sobre la ética de los negocios y si todos aquellos modelos de negocio que conozco lo son.

Si bien el FLII tuvo una gran agenda cargada de temas muy interesantes como escala para el sector de inversión de impacto, el ABC de las alianzas público-privadas, aceleración de negocios sociales, entre otros, la pregunta sobre qué es una empresa, negocio o emprendimiento verdaderamente ética quedó sonando en mi cabeza.

Valor compartido, capitalismo consciente, negocio inclusivo, responsabilidad social, inversión de impacto, inversión ética o socialmente responsable, son algunos de los tantos nombres que han surgido para denotar inversiones, empresas y negocios que tienen un impacto positivo social, económico y ambiental. Sí. Soy consciente de las diferencias entre cada concepto y las sutilezas que hacen que unos sean partidarios de una corriente y no de la otra. Sin embargo, tiendo a pensar que el común denominador de estos conceptos es que persiguen promover negocios o inversiones éticas; que no ignoran la sociedad y el medio ambiente a la hora de operar.

El Instituto Ethisphere, un tanque de pensamiento que promueve las prácticas de negocio éticas, presenta cada año un listado “vistoso” de las Empresas más éticas del mundo. Ethisphere determina si una empresa es ética o no con base en su Ethics Quotient. Yo me pregunto si algo como la ética puede medirse con un índice. Durante la premiación de 2013, el director dijo: “Las empresas se han dado cuenta de las ventajas que ofrece el ser ético, especialmente en la economía global.” La cursiva es mía. Me pregunto si ¿alguna vez ha sido poco ventajoso serlo? Nos da la razón de nuevo el director cuando aseveró que el índice ha causado mucho interés en las empresas porque pueden “incluirlo en sus materiales promocionales.” De nuevo, lo vistoso.

Una vez Toro terminó su discurso durante el FLII, muchos se pararon y aplaudieron. Fue evidente que les tocó alguna ‘fibra’ y les quedó sonando el tema. Hacer inversiones y emprendimientos éticos debe ser simple: no depredar. Crear valor. Fijarse en lo importante, no lo vistoso. Esas simples reglas debieran guiar a cualquier negocio. Solo así se es sostenible. Solo así hay una relación gana-gana. Hicieron bien los organizadores del FLII en abrir el evento con cuestionamientos más profundos y determinantes para el mundo de los negocios.

InfoRSE tomó texto  y foto de la página Negocios Sostenibles del BID

Categorías Mundo, ORG. INTERNACIONAL

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*