Las mujeres obreras contribuyen en los trabajos de mantenimiento para la época de lluvias

Las mujeres obreras contribuyen en los trabajos de mantenimiento para la época de lluvias

Las mujeres obreras toman parte de los trabajos de mantenimiento de la ciudad de La Paz, abriéndose paso en labores que tradicionalmente eran exclusivas para los varones. Esta época se intensifican las labores para poder preparar a la ciudad por las lluvias, pero estas personas trabajan a lo largo del año realizando estas acciones.

La AMN conversó con cuatro mujeres que realizan trabajos de asfaltado, pintado de vías, deshierbes y limpieza de cunetas para conocer un poco de su día a día.

María Cristina Montaño

Para muchas, el ingreso fue progresivo, pasaron de una unidad a otra y finalmente conocieron su trabajo actual. Este es el caso de María Cristina Montaño, que trabaja en la Unidad Municipal de Asfalto de Vías desde el 2003, pero comenzó como secretaria en UMAVI, pasó como portera y finalmente llegó a los trabajos de obra.

Ahora tiene aproximadamente 50 años y entre sus responsabilidades está el pintar la señalización de las calles. “Pintamos cebras, rompemuelles, bordillos, todo lo que está en señalización en vía. Una que otra vez salimos en bacheo y asfalto”, comenta.

Lo del bacheo y es asfalto, implicó una serie de capacitaciones. Cuando María lo describe, es casi como un arte. “Hay que saber bachear y asfaltar, saber la densidad, la cantidad, cuánto de imprimante. Se hacen unas briquetas en laboratorio, se mide la densidad, lleva gavilla, grava, el asfalto que se va mezclando. Finalmente le ponemos un poco de diesel para que resbale el asfalto”.

Ella hace el mismo trabajo que todo el resto de su cuadrilla, conformada por seis personas, sólo dos son mujeres.

Son las 11 de la mañana cuando la volqueta repleta de asfalto llega. Ambas mujeres, armadas de palas, se montan en la parte trasera del vehículo. El material negruzco humea en pleno sol, después de todo está a 250 grados. De seguro, si no utilizaran unas botas especiales con plataforma, sus zapatos se derretirían.

“Yo comúnmente digo que cuando estoy encima la volqueta tengo que bailar morenada, diablada, porque tengo que estar brincando, haciéndome espacio para pisar la plataforma”, cuenta entre risas.

Las mujeres palean el material mientras los varones alistan el área a ser intervenida en la capa asfáltica. Finalmente, cuando están listos, ellas van depositando grandes cantidades de asfalto sobre carretas. “Hay que evitar que el asfalto se enfríe. Porque si el asfalto se enfría, sonamos, ya no se puede palear”, explica María.

Cuando se le pregunta a la obrera qué piensa al respecto de ser una de las 24 mujeres que hay en su unidad, siendo que los 150 restantes son varones, María considera que es algo que ha pasado ante la necesidad.

“También hay que ver la crisis que estamos viviendo y la que hemos vivido en estos años. Porque habemos casos en el que estamos (…) hay señoras que necesitan cuidar a los nietos y uno tiene la necesidad de trabajar. Creo que la mano de obra de la mujer es mucho mejor, porque es más detallada”.

No obstante, ella recalca que no es algo que le disguste. “Mi trabajo es mi segundo marido. Amo mi trabajo, amo mi trabajo. ¿Para qué voy a decir?”

Marcia Apaza

Hoy es su primer día de trabajo, pero no es ajena a los trabajos de mantenimiento, ya que trabajaba en su unidad el 2014. Ese entonces era la única mujer en el área de señalización.

¿Cómo era eso? “A un principio sí ha sido duro, aprender, sobrellevar la vida con los chicos, pero sí es una experiencia bien bonita, porque compartes, trabajas, almuerzas con ellos, prácticamente estás todo el día con tu equipo”.

Ahora, en sus cuarentas, se aventura en un nuevo tipo de trabajo: asfaltos. “Me gusta porque estás al aire libre, tienes lindas experiencias y me gusta trabajar”.

Salomé Miranda

El martes 7 de octubre las cuadrillas realizaban el trabajo de mantenimiento en la avenida Illimani. Los trabajos empezaron a las 07.00. Eran labores de deshierbe, cunetas, limpieza de sumideros y bacheos.

Ya por las 11.30, el trabajo continúa bajo el sol picante para las dos cuadrillas de limpieza, conformadas sólo por mujeres. En el Retén de Emergencia existen ocho cuadrillas de conformadas por mujeres, cada una tiene cinco integrantes.

Entre ellas, está la señora Salomé Miranda, que rodea los cincuenta. Ya son 15 años que trabaja en la Alcaldía y comenta que la mayoría de las mujeres de su cuadrilla tienen entre 5 y 8 años trabajando. “Ya estoy harto tiempo en el trabajo, así que el trabajo es normal”.

La trabajadora explica que hay lugares en el que el trabajo es duro, pero siempre depende de “hallarle la maña”.

Comenta que le gusta su trabajo, pues de esta manera se gana el “pan del día”. Asimismo, le gusta también pintar y hacer construcción.

“Laburar a mí me gusta, porque cuando estoy en casa yo me pongo enferma y cuando laburo ya estoy sanita (…) a veces los maridos no trabajan, entonces yo 19 años estoy trabajando. Con el trabajo los he sacado adelante (a mis hijos)”.

Leticia Paredes

Más allá, destrozando la maleza con la azada, está doña Leticia Paredes. Las gotas de sudor le caen por la frente con cada golpe, pero continúa enérgica a pesar de estar cerca a los 60.

Con una voz ronca, cuenta que está trabajando 13 años haciendo este tipo de trabajos en la Alcaldía. “Es duro, pero nosotras ya estamos acostumbradas. Taludes también limpiamos, de todo hacemos, cunetas, como mujeres todo hacemos”.

Cuenta que como es época de lluvias, están atentas a cualquier llamado durante sus turnos. “Si hay emergencia y estamos de turno tenemos que salir. Cuando llueve a veces hay deslizamientos, o a veces vamos a recoger escombros, a ratos los ríos a veces rebalsan, entonces vamos a atender eso también”.

Estas no son las únicas unidades que poseen la presencia de mujeres en sus filas. Es así como la mano femenina entra en las obras y contribuye a la construcción del municipio de La Paz.

Fuente: GMLP

Categorías Municipios
Palabras Clave La Paz, mujeres obreras

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*