Las nuevas tendencias de la industria gráfica son más responsables

Las nuevas tendencias de la industria gráfica son más responsables

William_TooleCiertas acciones solucionan unos problemas, pero crean otros. Esto señala William Toole, uno de los mejores abogados ambientales del mundo, cuando reflexiona sobre las buenas prácticas en la industria gráfica. Para él, lo importante es identificar los diferentes impactos y soluciones, y para ello la educación desempeña un papel fundamental.

William Toole cuenta con una amplia trayectoria en legislación ambiental internacional. Fue incluso seleccionado como el mejor abogado ambiental de Estados Unidos desde el 2006 al 2011. Entre sus especialidades sobresale la promoción de las buenas prácticas en relación con el sector gráfico. De hecho, a finales del 2012 estuvo en Colombia, donde habló sobre las medidas regulatorias que se han venido presentando en varios países del mundo que exigen la producción limpia de las imprentas y la reducción de componentes orgánicos volátiles (VOC) sin mermar la producción y asumir estrategias que lleven por ejemplo a la obtención de certificaciones como la ISO 14000, y la implementación de otras prácticas amigables con el medioambiente.
La industria gráfica ha comenzado a incluir prácticas más responsables, tanto en el uso y obtención del papel como en sus tintas, buscando conservar la misma calidad. En el pasado, según explica el experto, las tintas tenían un alto componente de VOC, que pueden dañar el aire, el suelo y las aguas (superficiales y subterráneas), así como afectar la salud humana; precisamente el 15% de los VOC del mundo provienen de tintas y solventes. “Este componente se libera en una variedad de formas –añade–, como en el aire, lo cual crea problemas respiratorios, como asma, bronquitis o cáncer; su disposición inapropiada podría contaminar agua tanto superficial como subterránea, y las personas que viven en los alrededores y toman agua de los ríos estarán contaminados con esta sustancia y enfermar”. Según indicó, es necesario entender que los sistemas de drenaje no pueden tratar los VOC que se vierten en ellos, y terminan finalmente en los ríos.
A raíz de estos problemas, comenzó a nacer un movimiento para reducir los VOC en todas las industrias. En la gráfica se propuso utilizar tintas alternativas, de acuerdo con Toole, que además de cuidar el ambiente mejoraran la calidad y tuvieran un impacto sostenible. “Hoy esto es posible –agrega–; además, cada vez más personas y clientes están demandando productos sostenibles, lo cual ayuda a las empresas a mejorar sus sentido de responsabilidad social empresarial y a vender mejor sus productos en el mercado”.
La protección del agua es para el abogado una prioridad ambiental en cualquier país, porque depende de un suelo y aire limpios. “El agua limpia –continúa– es el primer paso para una ciudadanía saludable y esta es necesaria para una economía fuerte. Todo lo que necesitamos es agua limpia. De ahí la importancia de prácticas como las del uso de tintas alternativas”.
Una nueva forma de hacer negocios

En la actualidad, mucho se ha discutido sobre la sostenibilidad real de cambiar el uso de papel en la producción gráfica por formatos electrónicos y virtuales. En este aspecto, William Toole señala que “muchas veces, ciertas acciones lo que hacen es solucionar un problema y crear otro”. Por ejemplo, señala, el gran invento a comienzos del siglo XX fue el automóvil, porque ayudó a solucionar varios problemas ambientales en Estados Unidos: los caballos producían demasiados desperdicios; no obstante, hoy los vehículos tienen otros efectos negativos, y lo más probable es que las soluciones al tipo de combustión actual de los vehículos traerán otros inconvenientes.

“Lo que es importante y complejo es identificar los diferentes impactos y soluciones de las actividades humanas –añade–, y para ello la educación es muy importante. Una discusión similar a la de la industria gráfica es si es más sostenible usar pañales de tela que desechables, y nos damos cuenta que el impacto es casi igual, pues los de tela deben ser lavados y se produce un gasto de agua”.

Para Toole, el papel no tiene un único conjunto de problemas. Este solía producirse según las exigencias del cliente, y mientras más brillante fuera más difícil era tratarlo, sobre todo en el momento de la disposición; por ende, su impacto negativo era mayor. “En ese entonces no había mucho entendimiento sobre esta industria y cómo realizar un producto de calidad –asevera–. Eso ha cambiado. Ahora es la elección de una revista de usar un papel reciclado más sofisticado y que sea agradable para el cliente. Ese es un ejemplo de cómo la tecnología reconoce y responde a la demanda de las personas, y así es como los negocios hacen dinero hoy en día”.

‘Colombia, una nación que va hacia adelante’

William Toole, que también es profesor adjunto de la Universidad de Carolina del Norte, reflexionó además sobre Colombia y sus tendencias de crecimiento. “La economía del país –indica– es muy impresionante, y ser sostenible la ubicará en el mercado internacional como una muy sofisticada y progresista”. Para él, es necesario que el país le haga saber a las personas en general la importancia de su crecimiento y de cómo esto seguramente se irá presentando en los siguientes años. “De esa forma la economía se fortalecerá mucho más”.

“Colombia está avanzando rápidamente –agrega–. No ha llegado aún a su posición óptima, pero se está moviendo en la dirección correcta. No va hacia atrás sino hacia adelante. Es una trayectoria muy importante, pero hay que ir más lejos, y todos los países pueden hacerlo. El riesgo que enfrenta una nación es que se quede satisfecha de ser la primera en la región en la que se encuentre, pero una vez llegue allí, debe pasar al siguiente reto: ser la primera del mundo”.

Por William Toole

Tomado de RSnoticias

Categorías Opinión, Tendencias

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*