Latinoamérica debe invertir más en los jóvenes y repartir mejor la riqueza

13-08-2013Latinoamérica debe invertir más en los jóvenes y trasladar los beneficios del crecimiento económico a ese sector de la sociedad, señalaron expertos en Montevideo, en coincidencia con el Día Mundial de la Juventud y en el contexto de la I Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo.

“Se requiere una mayor y mejor inversión en la juventud. Los jóvenes, que son los que más sufren el desempleo y la desigualdad, son también los últimos a los que les llega los procesos de inversión pública”, dijo el secretario general de la Organización Iberoamericana de Juventudes (OIJ) , Alejo Ramírez.

Inforse difunde está información tomada del diario Los Tiempos, que añade que el crecimiento económico que, en conjunto, vive la región de América Latina y el Caribe “no  llega a determinados sectores juveniles”.

Ramírez y otros representantes de diferentes organizaciones sociales valoraron en una rueda de prensa, en la capital uruguaya, la situación de los jóvenes en la región e instaron a las instituciones latinoamericanas a ser “más transparentes” con ellos y evitar “estigmatizarlos”.

Los expertos señalaron como ejemplo de la “estigmatización” que sufren los jóvenes latinoamericanos el término “ni-ni”, que se refiere a aquellos improductivos que “ni estudian ni trabajan”.

“Muchas veces ese término olvida situaciones complejas, como que muchas jóvenes abandonan la escuela porque se hacen responsable de los cuidados familiares”, señalaron los especialistas en Montevideo.

Latinoamérica también debe “innovar” el modelo educativo para dar respuesta a las necesidades de ese sector de la población, destacaron los expertos.

El enviado especial para la Juventud del secretario general la ONU, Ban Ki-moon, Ahmad Alhendawi, señaló en la capital uruguaya que en 15 años se deberán crear 425 millones de puestos de trabajo para los jóvenes en el mundo, una cifra que “ni los Gobiernos ni los entes privados pueden materializar”.

Por este motivo, los jóvenes “deberán crear sus propias posibilidades y no esperar a ser empleados. Pasarán de ser buscadores de empleo para convertirse en innovadores y creadores de sus propios empleos”, dijo Alhendawi.

La directora regional del Fondo de la ONU para la Población, Marcela Suazo, hizo referencia a la “poca” confianza general de los jóvenes iberoamericanos en las instituciones y destacó la desconfianza generalizada hacia el sistema educativo.

Suazo se refirió a los datos de la I Encuesta Iberoamericana de Juventudes en los que se señalaba que el 30 por ciento de los encuestados aseguró que la escuela no funciona y alrededor del 20 por ciento cree que lo que se aprende en la escuela no sirve para trabajar.

“Los jóvenes coinciden en que la escuela no funciona, se preguntan: ¿Educación para qué? si después no encuentro empleo o el empleo que tengo es precario”, explicó.

Para dar una respuesta a la juventud, hay que “revisar e innovar los sistemas educativos, actualizarlos a los nuevos contextos y que respondan a sus necesidades”, detalló.

Suazo también recordó que es necesario impartir “más educación sexual” para combatir “cifras como que el 38 por ciento de las mujeres de la región con 19 años o menos ha estado embarazada alguna vez o que uno de cada cuatro niños en la región nace de una madre adolescente”.

TAREAS PENDIENTES

Hace falta revisar e innovar los sistemas educativos, actualizarlos a los nuevos contextos para que respondan a las necesidades, y así los jóvenes confíen en las instituciones.

Además, es necesario impartir más educación sexual para combatir el problema de los embarazos adoslescentes.

Categorías Mundo, Sin categoría

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*