ONU Bolivia lanza campaña por la inclusión “No me dejes fuera”

ONU Bolivia lanza campaña por la inclusión “No me dejes fuera”

no me dejes fuera

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Bolivia lanzó hoy la campaña de inclusión social denominada “No me dejes fuera”, con el objetivo de que la sociedad boliviana asuma un rol activo en la inclusión de grupos vulnerables  en el marco de la Agenda de Desarrollo del Milenio post 2015.

“Bolivia es un país de Inclusión. En estos últimos años, ha realizado grandes esfuerzos para lograr igualdad y ha trabajado para construir una sociedad más justa. Para complementar ese esfuerzo nacional, ONU presenta esta campaña que busca motivar a la gente a trabajar en la inclusión de segmentos que aún son discriminados, invisibilizados, ignorados y olvidados, cuyos derechos no se respetan”, afirmó la coordinadora residente de ONU Bolivia, Katherine Grigsby.

En la presentación participaron la Ministra de Comunicación, Amanda Dávila, los representantes de UNICEF, Marco Luigi Corsi, y de UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas), Ana Angarita; así como las diputadas electas Sonia Brito y Mónica Rey, y representantes de movimientos sociales.

La ministra Dávila afirmó que el ministerio de Comunicación se une de manera decidida y comprometida a la campaña porque concuerda tanto con el propósito de “no dejar fuera a nadie”, como con el reconocimiento de los esfuerzos realizados para que Bolivia sea un país de Inclusión.

“En la gestión del Presidente Morales se ha incorporado a la ciudadanía plena a por lo menos 5 millones de bolivianos que hoy tienen acceso a servicios y a beneficios. Se han priorizado grupos vulnerables como mujeres, jóvenes, personas con discapacidad, entre otros, pero aún hay un camino largo por recorrer, existen sectores que todavía no han sido incorporados y tareas pendientes como la gran reforma de la salud para que sea un derecho humano”, puntualizó.

Según la coordinadora residente Grigsby, la presencia y adhesión de autoridades de Gobierno a la campaña es una ratificación de la alianza estratégica entre ONU y el Estado Plurinacional, con la finalidad de consolidar las políticas públicas sobre inclusión, orientadas al mejoramiento de calidad de vida de la población.

Indicadores: escenario alentador

Grigsby aseguró que los indicadores socioeconómicos alcanzados en los últimos años hacen que el nuevo escenario socioeconómico boliviano sea muy alentador. “Con un 5% promedio entre 2006 y 2013, Bolivia ha logrado la tasa más alta de crecimiento desde que se reinstauró la democracia, hace más de 32 años y el PIB per cápita alcanzó a $us 2.700, lo que significa que es un país de ingresos medios”, señaló.

“Entre  2005 y 2012,  la pobreza extrema ha descendido en 16,6 puntos porcentuales (desde 38,2% hasta 21.6%2), es decir, que  el número de pobres extremos fue de  2,2 millones de personas”, dijo al remarcar que esta es “una de las reducciones más grandes observadas en toda la región”.

Informó que la desigualdad, “medida por el índice de Gini, disminuyó de 0,62 el año 2000 a 0,47 el año 2012. Esta situación ha permitido que Bolivia pase a niveles de desigualdad inferiores al promedio de América Latina que se sitúa en 0,49”.

La Agenda de Desarrollo del Milenio post 2015

Agregó que la inclusión es parte fundamental de la Agenda de Desarrollo post 2015 que gestiona ONU en el mundo y que garantiza que a ninguna persona se le nieguen los derechos humanos y las oportunidades socioeconómicas básicas, independientemente de su grupo étnico, género, geografía, discapacidad, forma de pensar, raza u otra condición.

“Buscamos que nadie quede fuera y que todas las personas tengan techo, hogar, protección social, recursos económicos y empleo. Que ninguna persona esté en situación de marginación y de aislamiento; que cada vez hayan menos privados de libertad y que las personas con discapacidad, orientación sexual e identidad de género diversas, adultos mayores, inmigrantes, entre otras, sean cada vez menos excluidas”, dijo.

“No me dejes fuera” guarda relación con el primer gran cambio transformativo propuesto por el Panel de Alto Nivel al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon,  a ser incluido en la Agenda post 2015: “No olvidarse de nadie” o “Que nadie quede fuera”.

Grigsby explicó que el llamamiento es a garantizar que a ninguna persona se le nieguen los derechos humanos universales y las oportunidades económicas básicas y recomendó que los esfuerzos deben centrarse en llegar a las poblaciones que aún se encuentran excluidas y a proporcionarles la protección social que necesitan para desarrollar al máximo sus potencialidades y su capacidad de resistencia ante las incertidumbres de la vida.

Embajadores por la inclusión y otros elementos de la campaña

La campaña contará con equipos de jóvenes “embajadores de la inclusión” que se desplazarán por la ciudad, las plazas, los barrios y las comunidades para promover y generar conciencia alrededor de la problemática que afecta a personas de diversos grupos y personas en la sociedad.

Este trabajo se complementará con la difusión masiva de un spot y cuña testimonial, la distribución de una manilla que representa el compromiso asumido con la inclusión, la búsqueda de adhesiones de personalidades y figuras públicas y la difusión por redes sociales, ya que la campaña cuenta con un sitio web www.nomedejesfuera.com y una página de Facebook https://www.facebook.com/NoMeDejesFuera

La Inclusión es el reconocimiento de la dignidad y de los derechos iguales, es el compromiso y apoyo a la diversidad mediante gestos reales en nuestro día a día.

Datos relacionados con la inclusión

Indicadores de crecimiento

-El PIB boliviano ha crecido 5% en promedio entre 2006 y 2013 (6,8% el año 2013). Esta es la tasa más alta desde el retorno a la democracia a principios de los 80’s.

-El PIB per cápita alcanzó en 2013 $us 2.700. Esto representa que Bolivia es un país de ingresos medios.

-Las reservas internacionales llegaron a $us. 14.900 millones en agosto de 2014. Representan casi el 50% del PIB.

-La inversión pública ha superado los $us. 3.000 millones en 2013. Es, prácticamente, cinco veces más grande que la observada a principios de siglo.

-Los sectores de mayor crecimiento entre 2010 y 2013 han sido: Hidrocarburos, construcción, sector financiero y sector público.

-Las exportaciones han tenido un enorme crecimiento ($us. 12.000 millones en 2013)

Indicadores  socioeconómicos

-El nuevo escenario socioeconómico boliviano es muy alentador

-Entre  2005 y 2012,  la pobreza extrema ha descendido en 16,6 puntos porcentuales (desde 38,2% hasta 21.6%2).

-Ello implicó que en 2012 el número de pobres extremos fuera cerca de  2,2 millones de personas. Esta es una de las reducciones más grandes observadas en toda la región.

La desigualdad, medida por el índice de Gini, disminuyó de 0,62 el año 2000 a 0,47 el año 2012. Esta situación ha permitido que Bolivia pase a niveles de desigualdad inferiores al promedio de América Latina que se sitúa en 0,49.

-El estrato medio de ingresos ha crecido hasta alcanzar el 51% de la población en 2012 (5 millones de personas, de las cuales 4 se encuentran en las ciudades).

-Bolivia tiene una oportunidad enorme para seguir avanzando en el desarrollo económico y consolidación de logros sociales.

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*