Proyecto de Reciclaje de VIVA apunta a desarrollar un modelo de gestión integral

Proyecto de Reciclaje de VIVA apunta a desarrollar un modelo de gestión integral

La Fundación VIVA implementa un proyecto de Reciclaje de RAEES con el objetivo de desarrollar un modelo de gestión  integral que incluya a todos los actores de la cadena de valor, el anuncio lo realizó Claudia Cárdenas, directora de esta repartición que lleva adelante las política de Responsabilidad Social Empresarial de la telefónica.

Según dijo el proyecto se lleva adelante en el marco del proyecto “Reciclaje de Residuos de Aparatos Eléctricos y electrónicos: Economía Circular para la Sostenibilidad en tres ciudades de Bolivia (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz), que cuenta con apoyo del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN)”.

En un encuentro con periodistas  Cárdenas, explicó que el proyecto beneficiará a los pequeños negocios existentes que tienen recursos limitados y no logran su sostenibilidad y los gobiernos municipales de las ciudades de La Paz Cochabamba y Santa Cruz.

Según dijo el modelo de gestión integral, en el que se están trabajando, incluye procesos de sensibilización a la población así como la generación, separación, recolección diferenciada, transporte, acopio, clasificación, desmantelamiento, comercialización de partes y disposición final de los residuos para evitar problemas de contaminación en las ciudades y aprovechar las oportunidades económicas que ofrece esta actividad para pequeños negocios”.

El modelo de gestión integral también incluye a generadores (fabricantes e importadores/distribuidores) usuarios y gobiernos municipales que son los responsables del aseo urbano, así como a la dirección de residuos sólidos, entidad del Gobierno Central, responsable de normar y dictar políticas del sector.

Según Claudia Cárdenas, en Bolivia la gestión de residuos de aparatos electrónicos es incipiente. Existen pocas empresas operadores, las cuales están comenzando sus procesos y aplicación de protocolos de seguridad industrial y realizando sus primeras acciones de comercialización.

También se han identificado dificultades en el cumplimiento de requisitos ambientales para obtener las certificaciones que les permitirá operar y adicionalmente, existen muchas iniciativas unipersonales informales que desmantelan aparatos electrónicos y los comercializan o adecúan para su reutilización, las cuales no  aplican técnicas seguras de manipulación y no tiene conciencia de los riesgos ambientales”.

Los RAEE son el tipo de residuos peligroso que crece más por la rápida obsolescencia de equipos de información y comunicación, además contienen metales y otros materiales peligrosos por lo que su mal manejo tiene consecuencias negativas en la salud y el medio ambiente, problemas que aumentan porque la población desconoce su peligrosidad y se deshace de ellos de forma inapropiada.

Según información de la Fundación VIVA,  Bolivia genera 5,44 Kg de RAEE por habitante al año. La producción de RAEE, en los tres principales departamentos del país (La Paz, Cochabamba  y Santa Cruz) es de 30.000 TM/año con una tendencia de crecimiento. Si éstos no son correctamente desechados representan un importante riesgo para el medio ambiente  y la salud.

Categorías Industria, RSE, Telefónicas, Viva

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*