Responsabilidad Social: ¿Ser o Parecer?

Responsabilidad Social: ¿Ser o Parecer?

Ricardo Pinel ValcarcelRicardo Pinell Valcarcel.- En Responsabilidad Social la pregunta ¿ser o parecer? que nos sirve como titulo de este artículo es un tema recurrente, la razón principal para que esto suceda es que un importante número de organizaciones particularmente del ámbito empresarial optan por “parecer” ser socialmente responsables, a veces sin siquiera tratar de entender qué es ser socialmente responsable, en el presente artículo se busca aportar en algo a un mejor entendimiento del tema.

A nivel mundial el escándalo Volkswagen ha servido para poner nuevamente el tema en el tapete, esto debido a que la Agencia de Protección Medio Ambiental Estadounidense (EPA) descubrió que la conocida firma alemana fabricante de varios tipos de vehículos había manipulado el funcionamiento de algunos de ellos, de manera que cuando se pongan a prueba dichos vehículos para medir sus emisiones de dióxido de carbono no den la medida exacta de lo que realmente contaminaban. En circunstancias reales, los niveles de contaminación son 40 veces mayores, dice EPA.[1]

El fraude que fue descubierto de manera casual en Estados Unidos, estaba siendo cometido aparentemente desde 2008 por una empresa que habitualmente elaboraba y elabora diferentes Reportes de Sustentabilidad siguiendo las más prestigiosas metodologías diseñadas para el efecto. Asimismo, Alemania país de origen y sede de la firma es reconocido a nivel mundial por su rol como líder en la implementación de políticas de responsabilidad social, ¿entonces qué falló?

Este caso es representativo de que cuando se hace énfasis en la parte “empresarial” de la responsabilidad social, normalmente las empresas muestran qué hacen con una parte de sus utilidades –por lo general, una pequeña parte de sus utilidades- pero no muestran plenamente cómo logran estas utilidades.

Desde la perspectiva de lo que deben o pueden hacer los gobiernos en sus diferentes ámbitos de acción, en mi opinión el desarrollar y reforzar la demanda por responsabilidad social es la mejor inversión.

Las sociedades que tengan un marco normativo (obligatorio o voluntario) sobre responsabilidad social y cómo reportarla[2], efectivamente habrán dado pasos importantes, sin embargo, aquellas sociedades en los que la responsabilidad social sea parte de su cultura, de su forma de ser y hacer las cosas, habrían recorrido prácticamente todo el camino.

Sociedades con estas características tendrán organizaciones e individuos con un marco referencial ético que les impida actuar como actuaron los principales ejecutivos de Volkswagen, empresa en la cual queda claro que la Responsabilidad Social se enmarcaba en el “parecer” seguramente elaborando meticulosamente informes, memorias o como quieran llamarle a sus mentirosos reportes de responsabilidad social y no “en el ser”.

Por ello es importante que las organizaciones y las sociedades a las que pertenecen entiendan que la responsabilidad social comienza en el cumplimiento del principio de legalidad, principio que nos indica que las organizaciones que cumplen plenamente con el marco normativo pertinente son las que pueden ser consideradas socialmente responsables; pero esto es solamente el principio, las organizaciones deben ir más lejos y de una forma holística que atraviese toda la organización deben incorporar sistemáticamente actividades y comportamientos éticos y transparentes que cuiden la madre tierra y a los seres que la conformamos.

Los individuos conscientes dentro de cada sociedad y organización seremos los que podemos diferenciar a las organizaciones que se dicen socialmente responsables, de las que en verdad lo son. Esto generaría un proceso de sinergia social positiva que permitiría que las organizaciones que “parecen ser”, transiten el camino necesario para llegar a ser.

 

Ricardo Pinell Valcarcel: Es economista, especializado en proyectos para el desarrollo y en Responsabilidad Social.

[1] AFP, El Escándalo Volkswagen, paso a paso

[2] Consistente con las más importantes tendencias internacionales, considero que la responsabilidad social en sí misma no puede ni debe normarse debiendo mantenerse como voluntaria –esa es su esencia- . Sin embargo, eso no significa que no se pueda o deba normarse el reportar las acciones de que se realicen en este aspecto.

Categorías Opinión, Sin categoría
Palabras Clave Ricardo Pinell Valcarcel

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*