‘Tejedoras de Esperanza de Tigo’: Cuatro años en la confección de pelucas para pacientes con cáncer

 ‘Tejedoras de Esperanza de Tigo’: Cuatro años en la confección de pelucas para pacientes con cáncer

“Tejedoras de Esperanza” es un programa de la telefónica Tigo que se inició en 2014 y que con apoyo de la Universidad Tecnológica Privada  de Santa Cruz (Utepsa) capacitan a voluntarios y voluntarias en la confección de pelucas para pacientes con cáncer. Producto de la cruzada “Cabello Solidario 2017” se sumaron a esta iniciativa 30 nuevas  personas.

De acuerdo a una nota de prensa de la telefónica el proyecto ya tiene capacitadas a 75 personas que forman parte de esta noble obra social.

Desde finales de 2014 y con el apoyo de la Universidad Tecnológica Privada de Santa Cruz (Utepsa), se lograron concretar las campañas de donación de cabello para la confección de las peluquitas, de esta forma, el  compromiso crece para apoyar a pacientes con cáncer. Estas actividades de voluntariado, forman parte de los Proyectos de Responsabilidad Corporativa de Tigo “Pixel a Pixel, Construyendo Bienestar Social Digital”.

“Detrás del tejido de las pelucas, se encuentra una poderosa medicina de gran impacto para mejorar la autoestima y el estado emocional del paciente”, destacó Pamela Moreno Vélez, Jefe de Nacional de Responsabilidad Corporativa de Tigo. “Capacitando a más voluntarios multiplicamos la sostenibilidad de este proyecto y beneficiamos a los pacientes que perdieron su cabello por el tratamiento”, explicó.

En una muestra de generosidad y empatía de la población, la Utepsa para la campaña 2017 logró recibir, con el apoyo de estilistas, alrededor de 400 donaciones de cabello. “Hombres, mujeres y niños, regalaron una parte preciada de ellos para compartirla con otra persona. Es una gran muestra de solidaridad”, reflexiona Moreno.

El arte de tejer una peluquita es una combinación de paciencia, dedicación, trabajo en equipo y técnica. Las voluntarias usan como material: Un bastidor de madera, hilos de tejer armados en una red, cabello separado en hebras de hasta medio centímetro de grosor, gorritos para costurar el total del cabello con más de 4 metros tejidos. Finalmente se hacen peinados y cortes sobre un Manequí, hasta dejar la peluquita lista para llegar a manos de una beneficiaria o beneficiario.

Desde el 2014 al 2016, en el marco del proyecto se logró entregar 150 pelucas, la meta, en 2017, es  confeccionar en los 2 meses del taller 50 pelucas, una vez que todo este listo, las mismas serán donadas a pacientes del Hospital Oncológico sector adultos y niños.

 

Fuente: Tigo e infoRSE

Categorías RSE, Telefónicas, Tigo

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*