Tuberías para riego con material reciclado

Tuberías para riego con material reciclado

Tuberías-Foto Pag. SieteDeplastic es la empresa que fabrica tuberías para riego a partir del reciclaje de bolsas usadas de jugos, leche, yogurt y otros alimentos. Es la empresa que está dirigida por el cochabambino Eloy Aquino.

La nota de prensa difundida por el diario Página Siete, da cuenta que Aquino decidió capitalizar el talento y la experiencia  como  la principal inversión para fundar una empresa propia que se constituyó en una gran oportunidad de éxito  para los profesionales en ramas  técnicas.

Añade que con su experiencia de más de 25 años como obrero técnico en diferentes industrias,  Aquino fabricó el año pasado una primera tubería en base al material mencionado, con la ayuda de máquinas que él mismo construyó.
Pero este proyecto, que le valió el premio al mejor emprendimiento de Cochabamba en el concurso Emprendeideas 2014, comenzó  hace cerca de 15 años, cuando éste técnico decidió darle un mejor uso a la basura que muchas empresas prefieren no utilizar por la presencia de grasas que dejaron sus contenidos pasados.

Procesos

“Tengo más de 25 años de experiencia en procesos de reciclaje y en plástico; como técnico superior en electromecánica construí máquinas para distintas empresas y he trabajado casi en todo el país haciéndolas”, cuenta Aquino.

El desarrollo de su proyecto, explica Eloy, demoró 15 años porque todo cuanto hay en su pequeña fábrica lo hizo con sus propias manos y sin préstamos de capital. Además, como todo emprendimiento familiar, la consolidación de Deplastic tuvo que sobrevivir a duras pruebas.
Hace algunos años, la esposa de este emprendedor cayó en cama con una grave enfermedad que llevó a Aquino  incluso a vender partes de sus máquinas para pagar los tratamientos. Con ésto logró que ella recuperara su salud en el extranjero.

En sus 25 años de trabajo, además de aprender, Eloy también   observó que “muchos empresarios se han enfocado más en lo comercial que en lo social; no les interesa la calidad del producto, porque lo que quieren es fabricar grandes cantidades y generar ingresos”.

El empujón crucial

Luego de   fabricar poco a poco, con sus propios ingresos , una serie de máquinas para  procesos de fabricación de plástico de alta calidad, quiso ir más allá; recordó el trabajo de su padre en el campo, las necesidades de riego que tenía y sus comentarios acerca del cuidado de la naturaleza.

Este último elemento fue la semilla de su proyecto, al cual denominó “Veneno que da vida”. Su experiencia le había permitido constatar que las empresas dedicadas al rubro de los plásticos desechaban los envases tipo sachet de los lácteos y jugos, ya que los consideraban poco efectivos para los tratamientos que realizaban en sus plantas; pero él decidió enfocarse en el reciclaje de esos productos, justamente.

Durante los 15 años de maduración de su proyecto, Eloy  construyó una pequeña aglutinadora para reciclar productos de polietileno, además de un molino, una lavadora y una secadora para la limpieza de la materia prima triturada  y, al final, una extrusora. Esta máquina estuvo lista el año pasado, poco antes de la convocatoria del concurso que  catapultó este emprendimiento hacia el mercado.

Emprendeideas 2014 fue el empujón que necesitaba Aquino  para  fabricar su primera tubería. El producto resultó de tan buena calidad que no sólo se llevó el premio, sino que junto a ello la cobertura noticiosa que rápidamente le abrió mercados.

Calidad y precio

Las tuberías para sistemas de riego Deplastic tienen igual o mejor calidad que otras existentes en el mercado, con el plus de que son realizadas con material que otras industrias desechan y con un precio aún más accesible.

Por ejemplo, un rollo de 100 metros de tubería de una pulgada de otras marcas se vende en  350 bolivianos en el mercado, mientras que el mismo producto, elaborado por Deplastic, está en 260 bolivianos. En el caso de las tuberías de media pulgada, el rollo  de 100 metros de Deplastic está valuado en 130 bolivianos, y la competencia lo ofrece en un precio promedio de 220 bolivianos. Pero lo mejor es que las tuberías fabricadas por Eloy Aquino pueden durar hasta 15 años.

La materia prima se obtiene de los materiales reciclados que son llevados a empresas grandes, para las cuales Aquino realiza algunos trabajos en sus maquinarias, y con las que este emprendedor hace convenios para su provisión.

Deplastic recibe pedidos al móvil 72486121.

InfoRSE tomó texto y fotos del diario Página Siete

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*