Volumen de agua de la represa del Tuni reducirá drásticamente

Volumen de agua de la represa del Tuni reducirá drásticamente

TuniLos próximos 40 años, la cantidad de agua contenida en la represa de Tuni se reducirá considerablemente, según un estudio basado en un modelo numérico. Esta represa es una de las principales fuentes de agua que abastece a las ciudades de La Paz y El Alto.

Los especialistas japoneses Makoto Umeda, experto en hidráulica, y Kazunori Nakano, especialista en tratamiento de aguas residuales, quienes se encuentran en la sede de Gobierno informaron que este fue el resultado de un trabajo enmarcado en el Proyecto Grande, realizado por varias instituciones, cuyos procedimientos están centrados en el uso de tecnología, con el fin de realizar tratamiento natural de las aguas residuales.

Según Umeda, la pureza del agua proveniente de los glaciares Huayna Potosí y Tuni Condoriri es excepcional y no sufrirá grandes cambios en el futuro, sin embargo, lo que si cambiará notablemente es la cantidad de agua disponible en la represa, que disminuirá considerablemente por la desaparición del glaciar.

“Una de las certezas que tenemos hasta ahora es que, en comparación al volumen actual, la cantidad de agua que llegará al reservorio de la Laguna Tuni se reduciría considerablemente en los próximos 30 a 40 años. La principal causa será la desaparición de los glaciares en el Huayna Potosí y el Tuni Condoriri”, señaló.

En este sentido, explicó que el proyecto permitirá contar con datos científicamente comprobables acerca del impacto que tendrá el cambio climático en la disponibilidad del recurso agua para las ciudades de La Paz y El Alto.

Por su parte, el doctor Nakano explicó que la metodología utilizada para el estudio es de amplio uso en Europa y su aplicabilidad es factible en La Paz, gracias a las pendientes que predominan en las áreas urbanas del departamento. “No requiere de energía ni alta tecnología, se trata de construir bofedales que pueden ser administrados por las comunidades o incluso familias”, dijo.

Umeda adelantó también que desarrolla un modelo numérico que permitirá conocer la calidad del agua en la Laguna Tuni proyectada hasta el 2090. Para ello, se realizará un seminario conjunto con el equipo de expertos bolivianos sobre este modelo que se encuentra en un 80 por ciento de avance.

El trabajo incluye lecturas periódicas de la calidad y temperatura del agua en el embalse. 

El Proyecto Grande es utilizado para la evaluación de los recursos hídricos en varios países. El proyecto llevado adelante por los expertos japoneses Makoto Umeda, y Kazunori Nakano, es un modelo que se ejecuta bajo el esquema de Satreps (Science and Technology Research Partnership for Sustainable Development), una iniciativa del Gobierno del Japón, cuyo objetivo es desarrollar modelos que permitan evaluar la disponibilidad de recursos hídricos, en este caso, para las ciudades de La Paz y El Alto en el escenario del cambio climático que se vive a nivel global.

Las obras del gobierno buscan ampliar la cobertura de agua potable.

La pasada semana, el viceministro de Agua Potable y Saneamiento Básico, Rubén Méndez, señaló que Bolivia logrará, para 2015, una cobertura del 84 por ciento de agua potable y del 60% en saneamiento básico, lo que le permite ingresar a los parámetros establecidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en las metas del milenio. Aclaró, sin embargo, que en el tema, el país ya cumplió con las Metas del Milenio, logrando una cobertura de agua potable, hasta 2012, superior al 75 por ciento, y de saneamiento, al 78 por ciento.

Pese a los avances, sin embargo, Bolivia se encuentra con uno de los índices más bajos en cobertura, entre los países de la región.

Tomado de La Prensa, 10/08/2013

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*