YPFB: Escuela de la Refinería de Cochabamba imparte enseñanza gratuita hace 15 años

YPFB: Escuela de la Refinería de Cochabamba imparte  enseñanza gratuita hace 15 años

La Escuela de Deportes, Arte y Cultura de la Refinería “Gualberto Villarroel”, imparte enseñanza gratuita desde hace 15 años en beneficio de niños y adolescentes de barrios del área de influencia del complejo hidrocarburífero de Cochabamba, en la perspectiva de motivar e incentivar a optar actividades recreativas de niños y jóvenes de escasos recursos.

La historiaYpfb escuela deportes2 de este espacio educativo se inició en 2001, oportunidad en que los ejecutivos de la institución se preocuparon por la declaratoria de “zona roja” al área de influencia de la Refinería “Gualberto Villarroel”, por los índices de delincuencia que involucraban a niños, adolescentes y jóvenes estudiantes.

Varias familias se desmembraron por la migración de sus progenitores a países europeos, sobre todo a España. En algunos casos se desintegraron por problemas económicos, aspecto que agravó la situación de los menores.

Es así que nació la idea de establecer un centro de formación para niños y adolescentes. Se inició con la disciplina de música. “El propósito de esta escuela es brindar a la juventud y la niñez una alternativa que les permita  tener opciones que ocupen su tiempo y así evitar caer en la ociosidad”,  se lee en un informe de la Unidad de ComunicaYpfb escuela deportes3ción de la Refinería “Gualberto Villarroel”.

En el ámbito de la responsabilidad social empresarial, la escuela imparte enseñanza gratuita en la práctica deportiva, el aprendizaje de la realización de artesanía, desarrollar su creatividad con clases de pintura, rescatar nuestra música y danzas típicas.

Asimismo, la Escuela  tiene la misión de formar  entre estos jóvenes y niños, líderes y periodistas comunitarios, basando su aprendizaje  con valores;  temas que aportan en la terapia ocupacional de niños y adolescentes en la perspectiva de evitar que se involucren en  malos hábitos.

La Escuela funciona en un ambiente  donde en la década del 40 era la vivienda del jefe de seguridad industrial de la Refinería de propiedad de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. El ambiente fue adecuado para recibir a los niños y adolescentes. Está ubicado en la parte  sur-este del complejo hidrocarburífero. El programa está dirigido a beneficiar a estudiantes de bajos recursos económicos de las zonas  Valle Hermoso, Santa Vera Cruz, Central Itocta, El Salvador, El Molino y parte de Villa Sebastián Pagador.

Actualmente cuenta entre  con 190 alumnos. Tiene cinco profesores de las ramas de música, pintura, danza, artesanías y deporte. Al concluir sus estudios los niños y adolescentes reciben un certificado de reconocimiento. Los gastos están a cargo de YPFB.

Varios de los alumnos, hoy jóvenes responsables, vendieron sus artesanías en España tras su migración al país europeo por situaciones económicas. “Hace poco ex alumnos enviaron una carta de agradecimiento desde España”, señala el informe oficial.

Es así que este proyecto se convierte en un programa  sustentable para los niños y jóvenes ya que ellos pueden vender los trabajos que realizar o iniciar un nuevo emprendimiento familiar, para lo cual reciben una capacitación sobre el manejo de cuentas contables que le permiten tener un criterio empresarial.

Categorías Hidrocarburos, Públicas, RSE, YPFB

Escribir un comentario

Su correo electrónico no será publicado
Campos requeridos estan marcados con*